domingo, 29 de noviembre de 2015

SERMÓN: LAODICEA - LA IGLESIA TIBIA (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Apocalipsis
Título: la iglesia tibia – Laodicea.
Texto: Apoc. 3: 14 – 22
Autor: Pastor Edwin Guillermo Nuñez Ruiz


Introducción:

A. Lemas. Esta iglesia tiene una particularidad Dios no le elogio nada, era la peor iglesia de todas. Esta iglesia no tenía problemas de herejía, no tenía problemas de inmoralidad pero tenía otros problemas que le llevaron a este lamentable estado, hoy veremos cuáles eran. Por lo pronto seguiremos la siguiente estructura:

I.  DESCRIPCIÓN (Ver 14)

A. Se describe a Jesús aquí de tres maneras:

1. El amen.

2. El testigo fiel y verdadero.

3. El principio de la creación de Dios. No la primera creación sino aquel por quien fueron creadas todas las cosas.

B. ¿Qué quiere decir esto?

Que Jesús es aquel que no miente y que todo aquello que dice es confiable. Para la iglesia de Laodicea esto significa que todo lo que va a decir ahora, tanto las reprensiones, advertencias y promesas son verdad y confiables.

II. REPRENSIÓN (Ver 15 – 17)

A. En primer lugar, se nos muestra en este pasaje tres estados espirituales:

1. El frio: aquel que no es creyente

2. El caliente: el creyente comprometido

3. El tibio: aquel que conoce la Palabra de Dios pero no tiene un real compromiso con Cristo.

B. En segundo lugar, La iglesia de Laodicea era tibia. El Señor le dice que ojala fuese fría (ya que así su juicio no sería tan terrible), ojala fuese caliente (pues el querer de Dios es que ardamos de pasión por Él). Pero no, ella tiene el peor estado de todos, el tibio y es el peor porque:

1. Es un estado repugnante. Nada más repúgnate para Dios (vomitare de mi boca) que alguien halla conocido su Palabra y viva como si jamás esto hubiera ocurrido, sin compromiso, es repúgnate, entre otras cosas, porque quien tal hace pisotea el sacrificio de Cristo.

2. Es el estado de peor condenación. Ni siquiera quien jamás conoció de Dios merece el castigo de quien le conoce y vive una vida sin compromiso. Merece lo peor del infierno, esta es gente maldita.

C. Por otra parte, Esta no solo es una iglesia tibia sino que además esta engañada. Ella decía que era rica (seguramente esta era un iglesia con una gran riqueza material), más lo que Dios pensaba era otra cosa (recuerde que una persona o institución tiene tres reputaciones: le reputación que ella tiene de sí misma, la reputación que otros tienen de ella y la que Dios tiene de ella), en este caso ellos opinaban una cosa pero Dios otra diametralmente opuesta. 

¿Qué opinaba Dios? dado su estado de tibieza y autoengaño ellos eran: desventurados (desgraciados), miserable (digno de lastima), pobre (indigente), ciego (no puede ver su situación) y desnudos.

En conclusión, ellos confundían la prosperidad material con la bendición de Dios como mucha gente hoy en día y se encontraban en una terrible situación.

III. CONCEJO (Ver 18 – 19).

A. A Dios gracias esta es una situación que se puede mejorar y el Señor le dice a la iglesia lo que ha de hacer, ellos deben adquirir:

1. Oro refinado en fuego: esto se refiere a los tesoros del cielo, lo que realmente es valioso, cultivar una fervorosa vida espiritual.

2. Vestiduras blancas: la santidad y buenas obras.

3. Colirio: este es un ungüento medicinal para los ojos, Ellos debían comprar esto de Dios para que pudieran ver su verdadera condición y dejaran de estar engañados. El colirio en un sentido más practico podría ser un minucioso examen de conciencia a través de la palabra de Dios.

4. Por último, un arrepentimiento genuino, verdadero, radical, completo.

De no haber un cambio Jesús vendrá y castigara esta iglesia, como un Padre a un hijo que ama.

IV. PROMESAS (Ver 20- 21).

A. Existen dos promesas en este texto:

1. La primera está precedida de un bella invitación, la tibieza, el autoengaño y la autosuficiencia han dejado a Jesús por fuera de este lugar, aun así el desde allí, paciente continua llamando, invitando a abrir la puerta, a disponerse para él. La promesa es que si alguno hace caso el vendrá a tener intima comunión con Él (cenar).

2. La segunda promesa tiene que ver con el vencedor se le dice una vez más que si lo logra entonces el reinara junto con Jesús así como él lo hace hoy.


ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...