miércoles, 21 de octubre de 2015

SERMÓN: EL CREYENTE NAZAREO (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Números
Título: El creyente nazareo.
Texto: Números 6: 1 – 21.
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz.


Introducción: 

A. Existía en Israel un tipo de persona especial que buscaba sobresalir del resto, estos eran los Nazareos. Hoy estudiaremos sobre ellos:

I. ¿QUÉ ERA EL NAZAREATO? (Ver 1)

A. La palabra nazareo en Hebreo es NAZAR quiere decir “separar”, “apartarse” “mantenerse alejado”.

B. Por tanto el Nazareato era un voto, una promesa que hacia un hombre o una mujer, este consistía en consagrarse de manera especial a Dios por un tiempo, la mayoría de veces un mes según las Misna o indefinidamente.

C. En la Biblia tenemos varios ejemplos de esta promesa:

1. Sansón (Jueces 13: 3 – 5). Seguramente 

2. Samuel (1 Sam 1:21 – 22). Muy probablemente 

3. Juan Bautista (Lucas 1: 14 – 17). Muy probablemente

4. Pablo (Hec 18: 18; 21: 20 – 26). Muy probablemente, este fue un voto temporal

5. ¿Jesús? Jesús no fue un NAZAREO sino un NAZARENO. De esta confusión se ha sacado la imagen de Jesús con cabello largo 

Toda la nación de Israel era consagrada a Dios. Sin embargo existía esta forma de consagración superior y practica que el Israelita podía llevar a cabo como un acto de adoración más profunda a Dios.

D. De por si un creyente debe ser una persona consagrada a Dios. Sin embargo, esta figura del Nazareato nos invita a no conformarnos sino más bien a buscar siempre niveles más intensos de consagración a Jehová.

II. ¿DE QUÉ SE ABSTENÍA EL NAZAREO? (Ver 3 - 12)

A. El nazareo debía seguir tres pautas que hacían evidente su estado de consagración que dicho sea de paso eran muy parecidas a las que debían seguir el Sumo sacerdote y los sacerdotes “comunes”.

1. No debía consumir bebidas alcohólicas, ni nada que proviniera de la vid. Esto probablemente para evitar las extravagancias que estos pueden traer. (Ver 3 – 4).

2. No debía cortarse el cabello. No se sabe exactamente porque se hacía esto pero es evidente que era una señal externa con la que cualquiera podía identificar a una persona en este estado. (Ver 5)

3. No debía acercarse a un muerto sin importar quien fuere este (Ver 6 -12). Si involuntariamente tocaba se acercaba a un cadáver entonces su voto era roto, se podía restaurar cortándose el cabello siete días después del evento y presentando una serie de sacrificios al Señor a través del sacerdote, luego de esto podía volver a comenzar sin que los días anteriores fueran contados.

Esto se debía a la contaminación ritual que un cadáver traía a quien le tocare.

B. Existe el creyente habitual, normal aquellos que se consagran al Señor, existe el creyente nazareo que siempre está buscando más que siempre está deseando más, profundizando más. Maneras prácticas como un creyente Nazareo vive su consagración hoy día son:

1. Absteniéndose de bebidas alcohólicas.

2. Ya no es necesario dejarse crecer el cabello. Pero si es importante que existan manifestaciones externas de nuestra consagración, cosas que hagan ver a los demás que se es distinto: el vestir, el hablar, la apariencia etc.

3. Ya no es necesario alejarse de los muertos pero si tenemos en cuenta que el espíritu de la norma era demostrar consagración a Dios aun por encima de los más profundos afectos familias entonces podemos entender que la practica apunta en realidad a la supremacía de Dios aun sobre nuestra familia

III. ¿CÓMO TERMINABA EL NAZAREATO? (Ver 13 – 21)

A. Como ya vimos la promesa podía ser permanente o temporal en el caso que fuera temporal entonces se debía seguir el siguiente rito:

1. Ir a la puerta del santuario con un cordero de un año sin defecto para ser ofrecido en holocausto, una oveja de un año sin defecto para ofrecer por sus pecados, un carnero que sería sacrificado para estar en paz con Dios todo esto unido a otras ofrendas como pan, cereal y vino esto como mínimo constituirían su ofrenda para terminar con la promesa.

2. En la misma puerta del Santuario la persona debía raparse y el sacerdote quemaría su cabello junto a la ofrenda de paz

B. Por otra parte, un Padre o un esposo podían también terminar unilateralmente como el voto hecho por un hijo o una esposa (Num 30: 1 – 8).

C. El creyente nazareo nunca terminara su voto, su voto al igual que el de Sansón será permanente.

Conclusiones: 

CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...