domingo, 26 de julio de 2015

SERMÓN: ACTO DE CELO (BOSQUEJO Y AUDIO) - Jesus expulsa a los mercaderes del templo

Tema: Adoración
Título: Acto de celo
Texto: Juan 2: 13 – 22
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz


Introducción: 

A. Hoy hablaremos del celo. Este celo es diferente de los celos que siente una mujer u hombre por su pareja los cuales están basados en la inseguridad, la inmadurez y el egoísmo, vistos así constituyen un pecado. En lugar de esto, el celo del que hablaremos hoy es diametralmente opuesto, empezando por que no es un pecado, es deseable y constituye un profundo acto de adoración a Dios. La palabra celo que nos ocupara esta mañana proviene de una raíz griega que significa “estar cálido, ardiente, ferviente”.

B. En la historia que acabamos de leer encontramos una de esas ocasiones donde el mostró un gran celo por las cosas de Dios, al estudiarlo hoy encontraremos varias enseñanzas sobre este tema:

I. EL CELO ES ALGO QUE SE SIENTE (Ver 16 – 17)

A. En este pasaje Jesús mostró celo por las cosas de Dios. Este celo se tradujo en indignación al ver como se jugaba con las cosas de Dios, como por el afán de dinero la casa de Dios había perdido su objetivo, ahora ella era un mercado, se suponía que fuere un lugar especial donde la gente fuera a tener comunión con Dios.

B. Un creyente no debería mostrar celo por otras cosas que no fueran las cosas de Dios. No debería tener aficiones con compitieran con el fervor a Dios, Él debería ser su pasión. Es triste ver personas que se denominan cristianas pero tiene más fervor por otras cosas que por las cosas de Dios, es triste ver creyentes con tan poco fervor que les indignen otras cosas pero no les indigna cuando se menosprecian o se juegan con las cosas de Dios.

II.  EL CELO SE DEMUESTRA CON HECHOS (Ver 14 – 15).

A. Cuando Jesús llego al templo, como ya dijimos, vio algo que lo indigno, vio gente vendiendo animales y cambiando monedas, entonces se hizo de un azote de cuerdas y comenzó a expulsarlos a todos de allí y a volcar las mesas.

B. Así es el celo por Dios, cuando una persona tiene celo lo demuestra con actos, el fervor que siente lo impulsa a hacer cosas hasta extremas por Dios, en la Biblia tenemos varios ejemplos de esto:

1. Éxodo 32: 25 – 28: los levitas asesinan hasta a sus familiares que habían adorado al becerro.
2. Números 25: 10 – 13: Finees asesina a otro israelita y su mujer Moabita.
3. 1 Reyes 18; 19: 10, 14: Elias asesina a los 450 profetas de Baal.

C. Hoy día no asesinaríamos a nadie por demostrar nuestro celo pero si  podemos hacer muchas otras cosas, si decimos que adoramos a Dios debemos demostrarlo.

III.  EL CELO TRAE OPOSICIÓN (Ver 18 – 22)

A. Acto seguido de la demostración de celo del Señor tenemos la oposición, los Judíos se oponen al Señor pidiéndole señales de autoridad para hacer eso.

B. Cuando vivimos vida demostrando celo por Dios (santidad, compromiso etc) entonces tendremos oposición. Los no-creyentes nos atacaran, nos tildaran de fanáticos y demás. Sin embargo, lo mas triste es cuando los mismos creyentes nos atacan por demostrar celo, ellos le tildaran de religioso, de exagerado y cosas así.

Advertidos estamos para que cuando esas cosas lleguen no nos desanimemos y sigamos adelante.

Conclusiones:

CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
(Imagen tomada de: compartiendoporamor.blogspot.com)
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...