martes, 30 de junio de 2015

SERMÓN: ALGUNOS PECADOS DE LA LENGUA (BOSQUEJO Y AUDIO) - chisme - juzgar - criticar

Tema: Compañerismo.
Título: Algunos pecados de la lengua.
Autor: Pastor Edwin Guillermo Nuñez Ruiz


Introducción:

A. Lemas. Una de las cosas que más daña la comunión de la iglesia son los llamados pecados de la lengua. Las personas que insultan, juzgan y chismean son muy, muy peligrosas dentro de la congregación, ningún pastor quiere dentro de su rebaño este tipo de cosas, yo tampoco y por ello hoy compartiré este mensaje, con el fin de erradicar este cáncer de la congregación:

I.  JUZGAR (Mateo 7: 1 - 5)

A. ¿Qué es juzgar? Entendamos que hay critica pecaminosa y no-pecaminosa, la pecaminosa es:

1. Es la práctica habitual de expresar juicios u opiniones negativas y contrarias de las personas (http://es.thefreedictionary.com/criticar), la mayoría de veces esta crítica está basada en un espíritu amargo, ligero, prejuiciado (a esto se le llama “intuición”),  y maligno. Por ello la mayoría de las críticas siempre son desagradables e injustas.

2. Por otra parte, existe critica no pecaminosa, Jesús nos mandó a juzgar en algunos casos como: los falsos maestros (Mateo 7.15-23) y al ejercitar disciplina en la iglesia (1Co_5:1-2.

B. ¿Porque no debemos juzgar de manera pecaminosa?

1. Porque no conocemos todos los hechos.  No podemos juzgar a otros y menos cuando no les conocemos y aun conociéndolos tengamos por cierto que no sabemos todo sobre la persona o porque se comporta de tal o cual manera lo cual no nos dejaría hacer un juicio justo.

2. Porque la gran mayoría de nosotros no somos objetivos. La objetividad es ver las cosas tal como son y no como quisiéramos que fueran o como nos gustaría verlas. Al criticar, por lo general, la mayoría de nosotros no estamos viendo a las personas como en realidad son sino con prejuicios y sesgos que nos hemos formado de lo que otros nos dicen o por nuestra propia experiencia.

3. Porque ninguno de nosotros es lo bastante bueno como para sentarse en el sillón del juez (Mateo 7:3). Solo personas perfectas podrían criticar a otros, nadie debería criticar a otros a menos que esté dispuesto a hacer mejor aquello que critica.

C. ¿Cómo aprender a no juzgar de manera pecaminosa?

1. Juan 4:24: Olvídese de la “intuición”. Como ya vimos la famosa intuición no es sino prejuicio, por lo menos, antes de juzgar dedíquese a investigar para que pueda ver las cosas con objetividad, seguramente al hacerlo se dará cuenta de porque las personas actúan de tal o cual modo y descubrirá las verdaderas motivaciones, muy probablemente esto le quitara el deseo de criticar.

2. Mateo 7: 5: Mírese usted mismo. Cuando nos veamos tentados a criticar pensemos en nosotros y en nuestros errores, seguramente será suficiente para que queramos callar.

3. Mateo 7: 2: Piense en la venganza. Si usted juzga seguramente la persona que fue objeto de tal critica tarde o temprano le pagara con la misma moneda.

4. Mateo 7:2: Piense en el juicio de Dios. En el verso dos no se debe excluir la idea del juicio divino, no solo seremos juzgados por nuestros semejantes sino también por Dios. 

II. CHISMEAR. (Lev 19:16).

A. ¿Qué es chismear?

1. El chisme es una noticia o comentario que puede ser  verdadero o falso, el mismo se pone a rodar entre la gente para dañar a alguna persona, indisponerle contra otras o sencillamente como pasatiempo de una o varias personas.

La única diferencia entre el chisme y la calumnia es que esta siempre es mentira mientras que el chisme puede también ser verdadero.

B. ¿Por qué no debemos chismear?

1. Prov. 18:8: “penetran hasta las entrañas”. Porque afectan negativamente a las personas que los esparcen como a quienes les escuchan.

2. Prov. 16:28: Porque el chisme crea enemistades.

Estos dos últimos nos hablaran de la calumnia como ya vimos una forma de chisme.


3. Prov. 10:18: Porque es cosa de tontos. Lo es porque el chismoso y calumniador vive metido en problemas.

4. Porque es hacer el trabajo del Diablo. La palabra griega para calumnia es diabolos de donde proviene el nombre Diablo.

C. ¿Cómo aprender a no chismear?

1. Prov. 26:20. Cortar la cadena de chismes. Donde no hay chismoso cesa el problema.

2. Prov. 20:19: aléjese de las personas con esa debilidad y más si se hace llamar hermano.

3. Prov. 26:22. “las palabras del chismoso son como bocados suaves”. El chisme es como un postre, la mayoría de nosotros guarda cierta malicia en este sentido, cuando oímos un chisme nos es difícil apartarnos porque son como postres. Sin embargo, no debemos comerlos porque vamos a querer más y más.

4. Prov. 11: 13. Aprenda a guardar secretos. 

Conclusiones

(Imagen tomada de: http://ciberprensa.com/wp-content/uploads/2008/01/lengua.jpg )

DESCARGUE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN, ESTA ENSEÑANZA CONSTA DE DOS PARTES, USTED PUEDE PASAR DE LA UNA A LA OTRA HACIENDO CLICK EN LAS FLECHAS QUE SE ENCUENTRAN JUNTO A PLAY.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...