viernes, 6 de marzo de 2015

SERMÓN: LA OFRENDA POR EL PECADO (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Levítico
Título: La ofrenda por el pecado
Texto: Levítico 4
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz

Introducción:

A. Preliminares:

1. No era voluntaria como las anteriores sino obligatoria, versículos 2 y 3 nos dice que cuando alguien pecare por yerro….ofrecerá a Jehová, allí tenemos el carácter obligatorio de la ofrenda. En las otras ofrendas se introducía “cuando alguno de vosotros presentare….”

Proceso de la presentación:

I. PROPÓSITO: 

A. La ofrenda manejaba varios propósitos:

a. Purificación y perdón de quien pecara por yerro (Ver 2), el yerro incluía aquellos cometidos sin una intención consiente o conscientemente pero no con actitud de rebeldía abierta,  es de anotar que por el pecado desafiante no había sacrificio.

b. Es llamada por algunos “ofrenda de purificación” pues buscaba purificar el santuario, ya que, Dios no puede habitar en lo inmundo esta ofrenda purificaba para que Dios pudiera vivir allí. A esto se debe que se aplicara la sangre en varios lugares del mismo

c. Con este sacrificio también se limpiada una persona que estuviera ritualmente inmunda. Por ejemplo, una mujer después del parto, alguien con una enfermedad de la piel o algún tipo de flujo corporal.

d. También era ofrecida al finalizar un tiempo en  caso de algunos votos (Num 6: 13 – 14) 

En los tres sacrificios anteriores vistos predomina la idea de adoración, acción de gracias, alabanza, en este predomina la idea de perdón, purificación y restauración

II. CONSISTÍA EN: 

A. De acuerdo a la persona:

1) Para un sumo sacerdote un novillo sin defecto 4:3-12. Su sacrificio era el más caro, el que más costaba ya que debía hacerse notar la gravedad de su pecado que no solo le afectaba a él sino también a todo el pueblo, por cuanto era su representante. 

La sangre de su sacrificio era llevada dentro del santuario y allí rociada siete veces en el velo que separaba el lugar santo del lugar santísimo, también se rociaba en el altar del incienso, por último, en el altar de bronce se vaciaba el restante, 

2) Por la congregación, un novillo sin defecto. 4:13-21. En este sacrificio los ancianos del pueblo imponían sus manos sobre el animal por cuanto ellos los representaban. La sangre del sacrificio por la congregación seguía el mismo proceso que la sangre de la ofrenda del sumo sacerdote.

La ofrenda para los dos casos anteriores era un novillo (aunque la primera fuera cometida por una sola persona) por cuanto conllevaba el mismo grado de responsabilidad

3) Por un gobernante, un carnero sin defecto 4:22-26. El sacrificio del dirigente aunque igual de grave al resto, no seguía el mismo ritual, la sangre de su animal no era llevado dentro del tabernáculo solo se derramaba en el altar de bronce, el sacrificio lo oficiaba un sacerdote común (Ver 26)

4) Por una persona común, una cabra o una corderita sin defecto podía ser macho o hembra, de un año (Num 15:27) 4:27-35. También ponía sus manos sobre el sacrificio, se ungía los cuernos del altar de bronce con la sangre.               

• En caso de pobreza, dos tortolas ó dos palominos (uno como ofrenda por el pecado, otro como ofrenda del todo quemada) 5:7-10.

• En caso de extrema pobreza, podía ser sustituida por una ofrenda de harina. 5:11-13 Hebreos 9:22.

Como se ve la diferencia entre ofrenda y ofrenda radicaba tanto en la posición económica como en los grados de responsabilidad.

III. LAS PORCIONES 

A. La ofrenda se porcionaba así:

1) La porción de Dios: la gordura debía ser quemada sobre el altar del sacrificio como ofrenda del todo quemada 4:810, 19, 26, 31, 35. Cuando el sacrificio era por el sumo sacerdote o por la congregación lo que quedaba del novillo era quemado fuera del campamento. 4:11,12,20,21. 

2) La porción del sacerdote: cuando la ofrenda era por un gobernante o una persona común, lo que quedaba de la ofrenda debía de comerse dentro del tabernáculo. 6:26 

3) La porción del oferente: Ninguna 

APLICACIONES:

1. Significado Profético: prefigura el hecho de la muerte de Cristo.  (Heb 9: 11 – 13; 13: 11 – 13)

2. Hasta el sumo sacerdote podía caer, nadie es perfecto, todos pecamos. Aun así un líder es más responsable que un creyente “común”, el líder debe buscar seriamente su purificación.

3. Debemos acostumbrarnos a confesar aun los pecados de omisión pues estos también nos afectan.

4. La ofrenda por el pecado se identifica con el pecado. Lo que ellos le hacían en el sacrificio a su ofrenda nosotros debemos hacerle a nuestros pecados, es decir, destruirlo

CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...