jueves, 22 de enero de 2015

SERMÓN EN ÉXODO: LA RESTAURACIÓN DEL PACTO - PARTE DOS (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Éxodo
Título: La restauración del pacto – parte 2
Texto: Éxodo 34: 8 – 17; 27 – 35.
Autor: Pastor Edwin Guillermo Nuñez Ruiz

Introducción:

   A. Estamos estudiando este texto que nos habla de restauración, la restauración del pacto que los hijos de Israel habían roto con la adoración del becerro. Estamos extrayendo de este texto principios espirituales que nos ayuden en nuestra restauración espiritual cuando esta sea necesaria, la semana pasada vimos que para ser restaurados necesitamos conocer a Dios, tener una visión nueva y fresca de Dios, ya que, muchas veces una de las causas por las que caemos es que no conocemos Dios, necesitamos conocer a ese Dios misericordioso pero también ese Dios celoso. Hoy estudiaremos otros principios espirituales que nos enseña el texto y que nos ayudan en un proceso de restauración espiritual:

I.  LA ADORACIÓN EXCLUSIVA (Ver 11 – 17).

A. Dentro de las condiciones dadas para renovar el pacto está el de la adoración exclusiva. Dios le dice a los israelitas que él les dará la tierra prometida pero que cuando estén halla ellos:

1.  No deberían hacer alianzas con los moradores de Canaán ya que esto les obligaba a reconocer los dioses de estos.

2. Deberían arrancar de raíz la idolatría. Asera era conocida como “la madre de los dioses”, la esposa de Baal y se representaba con postes de madera o arboles dedicados a la misma.

3.  No se fabricarían dioses o ídolos.

Las razones para esto:

1.  Dios es un Dios celoso que demanda adoración absoluta.

2.   Para que no sean tropezadero o para que los israelitas no imitaran su conducta.

3.  Para que evitaran la idolatría con sus prácticas asociadas.

B.  Una de las causas de la caída espiritual es sin lugar a dudas el débil concepto que muchos tenemos sobre lo que es exclusividad, la separación del mundo. Por ello al querer restaurar nuestra relación con Dios debemos pensar en esto y retomarlo con todo el ánimo. Esto será una clave importante para evitar futuras recaídas.

II.    LA COMUNIÓN CON DIOS (Ver 8 – 10; 27 – 30).

A.   Después de presenciar algo de la gloria de Dios Moisés se arrodillo para adorar y orar. En su oración pide una vez más que:

1. Dios los acompañe
2.  Sean perdonados sus pecados.
3.  Que sean aceptados como el pueblo de Dios.

Dios responde asegurando que el pacto roto por los israelitas será renovado y que el hará maravillas a favor de ellos.

B.  Luego más adelante podemos reconocer también este principio, Moisés estuvo con Dios 40 días con sus noches en ayuno total mientras escribía los diez mandamientos, al bajar de la montaña su rostro resplandecía.

C. Mientras leemos el texto surge una pregunta: ¿Quién escribió los mandamientos en las tablas Dios o Moisés? Esto porque el versículo uno nos dice que Dios seria quien escribiera estos en dos piedras que prepararía Moisés; luego, en el versículo 27 dice que Dios le ordeno a Moisés hacerlo y el versículo 28 dice que fue el hombre de Dios quien lo hizo. ¿Cómo resolvemos la aparente contradicción?

Sencillo las escribe Moisés dirigido por Dios. Piense en el escritor de un libro, se sabe que aunque muchas veces el no escribe directamente su libro si participa en la redacción de este guiando, dirigiendo y editando a quien si lo hace. De esta manera el libro sale a su nombre aunque no fue el quien directamente lo escribió.

D. Ya hemos ducho antes como el libro del Éxodo nos muestra a Moisés como un hombre de oración constantemente, casi en cada acontecimiento lo vemos en esta actitud. Después de una caída espiritual si algo necesita una persona es comunión  con Dios.

III.  EXPOSICIÓN A LA PALABRA DE DIOS (Ver 31 – 35).

A.  Moisés llamo a Aarón y los líderes del pueblo a ellos en primera instancia les hablo las palabras que Dios había dicho en el monte; luego, llamo a todo el pueblo e hizo con ellos lo mismo, esto lo hizo una primera vez.

Como ya sabemos después que Moisés bajo del monte su rostro resplandecía por ello tuvo que ponerse un velo en la cara para que los israelitas no se asustaran, este velo permanecía allí mientras Moisés hablaba con el pueblo sobre lo que Dios le decía en el “tabernáculo provisional”,  cuando Moisés entraba de nuevo allí se colocaba el velo.

Lo que se quiere recalcar es que Moisés reunía al pueblo a darle las instrucciones que Yahvé le daba mientras se encontraban reunidos en el tabernáculo.

B. Dado que muchos de nuestros fracasos espirituales se deben al desconocimiento de la voluntad de Dios dada a través de su palabra necesitamos ser expuestas a ella en un proceso de restauración espiritual de la misma manera que el pueblo de Israel era constantemente expuesta a la misma.

Conclusiones:

CLICK AQUI PARA DESCARGAR AUDIO

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...