domingo, 1 de septiembre de 2013

SERMÓN: LA DECISIÓN DEL COMPROMISO (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Decisiones que sanan tu vida
Titulo: La decisión del compromiso
Texto: Mateo 5:5.
Autor: Pastor Edwin Guillermo Nuñez Ruiz

Introducción: 

A. Verificación de los hábitos, devocional, versículo para memorizar, asistencia y evangelismo.

B. Así que para ser liberado de heridas, adicciones, malos hábitos y complejos debo: reconocer mi estado y mi incapacidad (decisión de la realidad), Y DIGO: RECONOZCO QUE NO SOY DIOS; ADMITO QUE SOY INCAPAZ DE CONTROLAR MI TENDENCIA A HACER LO MALO Y QUE MI VIDA ES INMANEJABLE.

Reconozco esto de tal manera que me siento afligido y angustiado, cuando estamos en ese estado, estamos en el preciso lugar donde Dios nos consolará y yo decido creer que lo hará (la decisión de la esperanza), allí DIGO: REALMENTE CREO QUE DIOS EXISTE, QUE YO LE IMPORTO, Y QUE TIENE EL PODER QUE ME AYUDARÁ A RECUPERARME”.

C. El paso o decisión de esta semana tiene que ver con el compromiso y esta basado en la tercera bienaventuranza, a la que nos dedicaremos esta mañana:

I  ¿QUE ES SER MANSO?

A. La palabra griega usada en este texto para manso es el adjetivo PRAUS. Este palabra se usa en dos maneras en el N.T:

1. Praus se explica como una “brisa o una voz suave”. De esta manera designa una persona humilde, amable, pacifica y sumisa.

2. Praus se explica como un animal domado, un caballo que una vez fue salvaje pero ahora domado por su amo es obediente al cabestro.

El texto de Mateo bien pudiera referirse a ambas cosas, ya que un cristiano es la persona que ha sido domada por su amo, Jesucristo, una de las manifestaciones de esa doma es la mansedumbre en el trato con los demás.

La persona mansa en sentido primario es aquella que ha reconocido la autoridad de Dios sobre su vida y es dócil a tal autoridad, en consecuencia es obediente a su Palabra y humilde al acatar su voluntad.

B. Ejemplos: 

1. La oración de un manso. Lucas 22: 42.
2. Las palabras de un manso. Juan 4:34
3. El propósito máximo de un manso. Juan 5:30; 6:38.

II ¿POR QUE SER MANSO?

A. Debemos procurar la mansedumbre por que:

1. Por que ellos heredaran la tierra (Mateo 5:5). La tierra a la que se refiere aquí es los cielos nuevos y la tierra nueva, no algún tipo de terreno aquí en la tierra física. Dios promete a los mansos el cielo.

2. Por que Dios trata con ellos. Para que Dios haga cambios en su vida el exige de usted mansedumbre y disposición, usted debe ser moldeable, debe estar dispuesto a: aceptar y obedecer la voluntad de Dios sin excusas, ni trabas. Cuando una persona pregunta a Dios que debo hacer y esta dispuesta a hacer lo que Dios le diga, Dios comienza a obrar en ese corazón. (Hechos 9:6; 2: 37; 16: 29 -31).

No pretenda esperar que Dios lo cambie mientras usted sigue haciendo su voluntad en su vida, mientras usted es rebelde. Dios no cambia a los orgullosos a ellos los humilla. 

III ¿COMO SER MANSO?

A. La mansedumbre se produce en nuestra vida al:

1. Aceptar el trato de Dios. La manera como Dios nos enseñará mansedumbre (domar al animal salvaje) es a través de las pruebas, debemos estar dispuestos a aceptarlas, mansamente, sin renegar, sin revelarnos, sin acusar a Dios, pues así Dios romperá nuestra rebeldía y “vida independiente”.

2. Aceptar la Biblia como mi regla de Vida. Es decir, vivirás de hoy en adelante como te lo indica la Biblia y no como a ti te parezca (Lucas 6: 46  -49). De esta manera Jesús será tu señor no solo de boca sino también de hecho. 

Conclusiones:

Así pues la tercera decisión de restauración, renovación y cambio es la decisión del compromiso: CONSCIENTEMENTE ELIJO ENTREGAR TODA MI VIDA Y VOLUNTAD AL CUIDADO Y CONTROL DE CRISTO.

CLICK PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUI EL AUDIO DEL SERMÓN
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...