miércoles, 23 de septiembre de 2015

SERMÓN: CUANDO LOS CREYENTES PREGUNTAN (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Números.
Título: Cuando los creyentes preguntan.
Texto: Números 9: 1 – 14.
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz


Introducción:

A. En el trasegar espiritual encontramos creyentes que muchas preguntas algunas fáciles de responder y otras no tanto, hoy trataremos de dar una guianza a cerca de lo que hay que hacer cuando alguien venga a nosotros con una pregunta difícil.

I. EL CUESTIONAMIENTO (Ver 7)

A. Los israelitas están a portas de celebrar la pascua, la segunda pascua (la fiesta nacional donde se conmemoraba su liberación de Egipto) después de su salida de Egipto hace ya un año. Como ya es sabido una persona en contacto con un muerto quedaría impura ritualmente 7 días, durante este tiempo ellos debían vivir fuera del campamento hasta su purificación.

Unos israelitas a los que se les nota apesadumbrados ya sea por ser la primera pascua, ya sea por miedo al castigo de Dios, ya sea por pasión espiritual se acercan a Moisés para consultarle que hacer, ya que ellos deseaban celebrar la pascua pero estaban impedidos por su contacto con un muerto.

La pregunta no era sencilla. Moisés podía decir no la celebren, pero ¿no sería esto injusto y falto de misericordia ya que quienes pedían  cumplir con el rito no estaban impedidos gracias a un hecho de rebeldía impenitente sino más bien de un acto de misericordia (recordemos que enterrar a un muerto era un deber Judío)? Entonces, si les insta a no participar quebranta la misericordia.

Por otra parte, Moisés podía decir que la celebraran pero ¿no era esto quebrantar el mandamiento de Dios que impelía la santidad a aquellos que participaban de la fiesta? Entonces, si les insta a participar quebranta la santidad del acto y de Dios.

B. De la misma manera existen preguntas de este tipo, preguntas difíciles de despejar que muchas veces nos hacen. Por ejemplo, preguntas sobre el Matrimonio: Una persona ha conocido a Cristo pero resulta que antes de esto vivió un vida disoluta, se casó  para después divorciarse y casarse de nuevo por una causa no bíblica, ahora tiene hijos de este nuevo hogar y su anterior pareja también se casó y tiene hijos de su nuevo hogar ¿Qué debe hacer el creyente ahora que conoció a Cristo? ¿debe abandonar su hogar actual e intentar la reconciliación con su nueva pareja? ¿debe abandonar su hogar y quedarse solo?

Note las consecuencias de cada opción: si abandona su hogar actual para buscar la reconciliación con su pareja anterior o quedarse solo ¿no es esto destruir un hogar? ¿No es esto faltar a la misericordia y a su deber como padre o madre? ¿si se queda no está la persona viviendo en adulterio?

Desafíos de este tipo, donde parece ser que no importa lo que uno haga igual va a pecar y a desagradar a Dios son comunes en el pueblo de Dios y debemos dar una respuesta.

Desafíos de este tipo son comunes, desafíos donde no existe legislación bíblica clara que pueda guiarnos.

II. LA ESPERA (Ver 8)

A. Moisés le dice a quienes preguntan: “esperad”.

B. Aquí tenemos una primera pauta sobre cómo actuar en estos casos, el creyente cuestionado debe tener paciencia así como deben tenerla también los que preguntan.

Ya se notara que este tipo de cuestionamientos no admiten respuestas rápidas, simples y facilistas ya que al hacerlo podemos estar guiando a las personas al pecado y esto es muy grave.

Entonces no es aconsejable en estos casos dar respuestas apresuradas es necesario tomarse un tiempo.

III. LA CONSULTA (Ver 8 – 9).

A. Moisés dice: “y oiré lo que ordena Jehová acerca de vosotros”, al mismo tiempo que: “Jehová habló a Moisés, diciendo…”. Moisés va a consultar a Jehová sobre lo que debe hacer al respecto, Moisés se encuentra confundido, no sabe qué hacer y entonces va a la fuente, al legislador, a quien ha dado la norma a: Dios.

B. Luego de ser paciente es importante consultar a Dios sobre la cuestión, afortunadamente hoy en día tenemos la Escritura dejada por el legislador la cual puede darnos suficiente y oportuna guía en estos casos. Es necesario meditar la pregunta, orar, estudiar la Palabra y escuchar conceptos de otras personas.

Bajo estas premisas debe tomar una decisión. Sin embargo, una aclaración es pertinente: siempre al escuchar lo que otros opinan trate de ser crítico, de discernir, entendiendo que  los seres humanos tendemos a idolatrar personas ciegamente, analice con juicio TODAS las posturas, las más extremas, las más moderadas, las que se encuentren en el medio, analice la postura que ofrezca mejores razones bíblicas y racionales, analice que postura está más en sintonía con la norma suprema: LA PALABRA DE DIOS y entonces si se siente capaz tome partido por alguna independiente de quien la postula. 

IV. LA RESPUESTA (Ver 11 – 14).

A. Moisés regresa con una respuesta de parte de Dios, en la cual: 

1. Se hace una excepción donde prima la gracia y la misericordia. Los que estaban en tal condición podían celebrar la Pascua no el mismo día que los demás sino un mes después, pero podían hacerlo. De esta manera Dios no quebranta ni la misericordia, ni la gracia y se muestra comprensivo.

2. No se compromete la fiesta ni su santidad. Aun así, no se le permite a quienes están en semejante condición de impureza participar de la misma en la fecha que lo hará el resto. De esta manera Jehová no contradice la Palabra dada en Levítico donde se están incisivo con la pureza y la santidad.

3. Se recalca que es una excepción para casos extraordinarios en casos ordinarios todos deben cumplir con el mandamiento establecido, sopena de recibir un castigo.

B. Entonces en casos de preguntas difíciles y excepcionales de tipo moral:

1. Siente doctrina. Se debe enseñar claramente lo que dice la Biblia para los casos ordinarios junto con las penas existentes en caso de quebrantar el mandato. 

2. Piense en respuestas donde se favorezca la gracia y la misericordia. (1 Samuel 21: 1 – 5; 2 Reyes 5: 17 – 19).

3. Pero a su vez piense en una respuesta donde no se lleve a la gente al pecado. (seguramente no será sencillo pero con diligencia la encontrara).

C. Para citar un ejemplo tomemos como referencia el ejemplo que citamos al comienzo, para el cual es necesario tomar en cuenta que:

1. Los pecados del individuo fueron cometidos en ignorancia de la ley de Dios por cuanto el individuo no era creyente. El no sabía que el divorcio es aborrecible y que quien se divorcia no debe volverse a casar excepto en caso de fornicación. Por tanto el hecho requieren un trato no ordinario sino extraordinario.

Si la situación se hubiera dado en conocimiento de la ley de Dios por cuanto el individuo era creyente y conocía la norma entonces a este se le aplica la ley ordinaria (Mateo 19)

2. No se le puede instar a abandonar su hogar actual ya que le haríamos pecar. “el que no provee para los suyos es peor que un incrédulo”

3. En la respuesta que se de en este caso debe primar la gracia y la misericordia de Dios. Es decir, entender que Dios comprende estas cosas y que no va a juzgar al individuo por actuar en ignorancia.

4. Por tanto, debe indicársele cual es la doctrina sobre la permanencia del matrimonio y el divorcio. Además debe instársele a quedarse en su casa, a cumplir cabalmente con sus deberes de esposo y Padre, a que sino está casado lo haga y a que permanezca fiel a su hogar actual hasta la muerte, estos hechos evidenciaran su real arrepentimiento.

Conclusiones: 

CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...