lunes, 1 de junio de 2015

UNA RESPUESTA BIBLICA AL CALVINISMO

Los calvinistas comúnmente realizan una "guerra sucia" contra los creyentes bíblicos sosteniendo y divulgando cosas que estos no creen, ni enseñan, de esta manera cometen la famosa falacia del "muñeco de paja", ellos no se atienen a los argumentos de sus debatientes sino que construyen todo un sistema falso y fraudulento de ellos, por tanto me pareció bien esbozar en este articulo cuales son las creencias de los creyentes bíblicos sobre lo que un calvinista llama TULIP.



Comenzare con la DEPRAVACIÓN TOTAL , un creyente bíblico cree que:

La humanidad fue creada a imagen de Dios, buena y justa, pero cayó de este estado de gracia a través de la desobediencia voluntaria, dejando a la humanidad en el estado de depravación total, pecadora, separada de Dios, y en virtud de la sentencia de condena divina (Romanos 3: 23; 6:23; Efesios 2: 1-3). La depravación total no significa que los seres humanos son tan malos como podrían ser, pero que si que el pecado impacta cada parte de su ser y que por tanto las personas poseen una naturaleza pecaminosa, con una inclinación natural hacia el pecado. Los seres humanos son fundamentalmente corruptos en el corazón. Como la Escritura nos dice: "El corazón es engañoso sobre todas las cosas, y perverso" (Jeremías 17: 9; cf. Gen 6: 5; Mateo 19:17; Lucas 11:13). De hecho, los seres humanos están espiritualmente muertos en pecados (Efesios 2: 1-3; Col 2:13) y son esclavos del pecado (Rom 6: 17-20). El apóstol Pablo llega a decir: "Yo sé que nada bueno habita en mí, es decir, en mi carne" (Romanos 7:18). también dice: "como está escrito:" No hay justo, ni aun uno; nadie entiende; no hay quien busque a Dios. Todos se desviaron; juntos han vuelto inútiles; nadie lo hace bien, ni aun uno" (Romanos 3: 10-12; cf. Rm 1, 18-32; Efesios 4: 17-22). En su estado natural, los seres humanos están en  enemistad contra Dios y no pueden someterse a su ley ni agradarle (Romanos 8: 7-8).

Por lo tanto, los seres humanos no somos capaces de pensar, ni hacer nada bueno en nosotros mismos. No podemos hacer nada que merezca el favor de Dios y no podemos hacer nada para salvarnos de la sentencia y la condena de Dios que se merecemos por nuestro pecado. Ni siquiera podemos creer en el evangelio por nuestra cuenta. Si alguien se va a salvar, Dios tiene que tomar la iniciativa. 

Hasta aquí parece que no hay discrepancia y en efecto es así el problema comienza de aquí en delante.

EXPIACIÓN ILIMITADA

Como se observó anteriormente, debido a la depravación total, nadie puede ser salvo a menos que Dios toma la iniciativa. La buena noticia es que, ya que "Dios es amor" (1 Juan 4: 8, 16), que ama hasta sus enemigos (Mateo 5: 38-43), que "quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad" (1 Tim. 2: 4 ), "no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento" (2 Pedro 3: 9.), que "no quiere la muerte del impío, sino que se arrepientan de sus pecados y viva" (Ezequiel 18:23, 33), que ha tomado la iniciativa de enviar a su único Hijo a morir por los pecados del mundo. Como Juan 3: 16-18 tan bellamente nos dice: "Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios". Entonces Dios ha provisto para el perdón de los pecados y la salvación de cada persona a través de la muerte de Jesucristo. De hecho, por la gracia de Dios Jesús "gustó la muerte por todos" (Hebreos 2: 9); como 1 Juan 2:2 dice: "Él es la propiciación por nuestros pecados, y no sólo por los nuestros, sino también por los de todo el mundo" (NVI). Después de la declaración de 1 Timoteo 2: 4 citado anteriormente que dice "Dios quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad", los siguientes versículos de 1 Timoteo dicen: "Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús, quien dio a sí mismo en rescate por todos...." (1 Tim 2: 5-6). De hecho, "el Hijo del Hombre vino a buscar ya salvar lo que se había perdido", que yo sepa lo que se había perdido no eran unos cuantos elegidos sino la humanidad entera, (Lucas 11:10); "Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores", que yo sepa los pecadores no eran unos cuantos elegidos sino la humanidad entera (1 Timoteo 1: 9); "el Padre envió a su Hijo para ser el Salvador del mundo" (1 Juan 4:14; cf. Juan 4:42), Dios es "el Salvador de todos los hombres" (1 Tim 4:10), Jesús es "el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" (Juan 1:29), que "murió por los impíos" (Romanos 5: 6), y "murió por todos" (2 Corintios 5: 14-15) cuando "en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo, sin contar a los hombres sus pecados" (2 Corintios 5:19). Jesús incluso murió por los que le rechazarían, negarían, y perecerían (Lucas 22: 17-21; Juan 12: 46-48; Rom 14:15; 1 Corintios 8:11; 2 Pedro 2: 1; Heb 10:29). La provisión de la expiación ha sido hecha para todos los que han pecado, es decir, todas las personas (Rom 3: 22-25; 05:18).
Pero a pesar de que Jesús murió por todos y ha provisto expiación por todos, la intención de la expiación proporcionada era que su aplicación real (que otorga el perdón de los pecados, el estado justo delante de Dios y la salvación) estaria condicionada a la fe en Jesucristo. Esto se afirma con bastante claridad en Juan 3: 16-18 citado anteriormente. Por amor, Dios sacrificó a su Hijo único por el mundo entero, para que aquellos del mundo que confiaran en Jesús y su sacrificio expiatorio se beneficiarán de este y se salvaren, mientras que los del mundo que rechazan ese sacrificio en incredulidad no se beneficiaren de este, y siguieran en estado de perdición (cf. varios otros pasajes dejan claro que la fe es la condición el medio por los que el perdón, la vida eterna y la salvación se reciben, por ejemplo: Lucas 08:12; Juan 1: 12; 03:36; 05:24; 06:40, 47; 20:31; Hechos 16:31; Romanos 1:16; caps 3-4; 10:. 9-10; 1 Corintios 1:21; Gál 2 :. 16; ch 3; Efesios 2: 8-9; 1 Tim 1:16). 
Desde que se proporcionó la expiación por todos, la salvación esta al alcance de todos, a veces la Escritura interpreta la justificación como potencial para todas las personas (Rom 3: 22-25; 05:18), aunque no todos en última instancia, serán salvos. Aunque Dios desea que todos crean y se salven por la sangre de Cristo, muchos se pierden, no por falta de disponibilidad de la salvación, sino porque rechazar la expiación hecha para ellos en la muerte de Cristo (Juan 3:18). Del mismo modo, las referencias de las Escrituras a Dios y a Cristo como el Salvador del mundo / todo (Juan 4:42; 1 Tim 4:10; 1 Juan 4:14) no significa que todos en realidad se salvarán, pero que el Padre y el Hijo han proporcionado salvación para todos, aun esta sera efectiva sólo para aquellos que creen. Como dice el propio 1 Tim 4:10, "hemos puesto nuestra esperanza en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, especialmente de los que creen" y Tito 2:11: "Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres." De hecho, es la expiación ilimitada de Cristo la base para una oferta ilimitada del evangelio a todos los hombres y para el mandato de ir y predicar a todos los hombres. 
como dije antes desde este punto en adelante hay una diametral diferencia entre lo que creen un calvinista y lo que cree un creyente bíblico. Ellos creen que Jesús solo vino a morir por aquellos que el Padre ya había escogido desde la eternidad para tal fin, que solo ellos se salvaran y que en realidad solo ellos tienen oportunidad real de aceptar el llamado de Dios a ser salvos a través del evangelio. Su principal argumento para defender esto es decir que cuando los versículos citados hablan de salvar al mundo, en realidad solo habla de los elegidos, "el mundo de los elegidos" interpretan ellos; a su vez argumentan que cuando la biblia dice que Cristo murio por TODOS, en realidad ese TODOS es solo "algunos", en TODOS los casos (que curioso que quienes afirman que TODOS es solo algunas cuando se trata de defender su causa entonces TODOS si es TODOS los versiculos que hablen de eso sin exepcion, en fin). a esto ellos le llaman EXPIACION LIMITADA  También sostiene que un Dios que muere por todos pero que no puede salvarlos efectivamente entonces no es un Dios ni soberano, ni todopoderoso mas bien es un Dios débil. Sin embargo, si se lee con atención y sin prejuicios doctrinales uno se dará cuenta que los versículos citados de ninguna manera admiten tal interpretación.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...