jueves, 12 de septiembre de 2013

LA DECISIÓN DE LIMPIARSE - PARTE DOS (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Las bienaventuranzas
Titulo: La decisión de limpiarse.
Texto: Mateo 5:8.

INTRODUCCIÓN:

A. Así que la cuarta decisión de restauración es: ABIERTAMENTE EXAMINO Y CONFIESO MIS FALTAS A MÍ MISMO, A DIOS, Y A ALGUIEN EN QUIEN CONFÍO. Esta decisión esta basada en la bienaventuranza que acabamos de leer y en al que profundizaremos esta noche, analizando palabra por palabra.

I   LIMPIO.

A. La palabra limpio en griego es KATHAROS, significa “libre de impurezas, sin tacha, libre de deseos corrompidos, de culpa”. En griego se usaba para describir a: 

a. El agua pura que se podía beber.
b. El oro libre de impurezas.
c. Los caballos pura sangre.
d. A la leche sin mezcla de agua.
e. A las personas sin deuda.

En una palabra que lo que llamamos hoy día SANTIDAD. ¿Qué es lo que debemos tener limpio?

II  CORAZÓN

A. La palabra Corazón en griego es KARDIA en sentido literal es el órgano físico del corazón pero en sentido figurado como obviamente se trata aquí es "lo más hondo e intimo del ser del hombre”, la raíz última de su personalidad, la fuente de sus pensamientos, intenciones, deseos, recuerdos, emociones... Es el reducto recóndito de la vida emotiva, volitiva, intencional e intelectual. 

B. Es el asiento: del entendimiento Mat 13:15; de los deseos Mat. 5:28; de los pensamientos Mat. 9:4; de las percepciones Jn. 12:40; de la conciencia Hech. 2:37; de los propósitos Hech. 11:23; de la voluntad Rom. 6:17; de la fe Rom. 10:9; de las intenciones Heb. 4:12; 1 Juan 3:20.

C. La biblia enseña que este es  malo, depravado, profano (Jer 17:9; Mateo 15: 19 -20; Efesios 4: 17 – 19). De allí la necesidad del nuevo nacimiento y la santificación para ser limpiados. Cuando nos convertimos a Dios se opera un milagro en nuestro ser donde el corazón es trasformado, no es eliminada la naturaleza pecadora pero si se le da al creyente la posibilidad de dominarla por el E.S (Juan 3:7: Ezequiel 36:26). Este seria un paso importantísimo para limpiar el corazón.

Pero no solo esto sino que nuestro corazón también es santificado posicionalmente. Es decir, Dios nos ve santos sin importar nuestras acciones y esto no por nuestros méritos sino por el sacrificio de Cristo (Heb 10:10). De esta manera es que todos los creyentes pueden ser llamados SANTOS (Hechos 20:32; 1 Cor 1:2; 6:11; Hebreos 10:10, 14; Judas 1).

La prueba de que he sido SANTIFICADO POSICIONALMENTE es que buscare la SANTIDAD PRACTICA. Es decir, buscaremos la santidad en toda, toda, toda nuestra manera de vivir (2 Cor 7:1; 1 Juan 3: 2 - 3).

¿Por qué hacer esto?

III  VERÁN

A. Las personas que cumplan la condición de tener un corazón limpio por que han nacido de nuevo y por que buscan santificarse diariamente tiene la promesa de ver a Dios. (Hebreos 12:14; Salmo 24: 3 – 6; Isaías 33:14-  17).

B. Es ver a Dios será consumado en la eternidad (Apoc 22:4).

CONCLUSIONES:


ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...