miércoles, 18 de mayo de 2016

SERMÓN: EL TRATO CON EL PECADO (BOSQUEJO Y AUDIO)


ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 



Tema: Números
Título: El trato con el pecado
Texto: Num 31: 1 – 18.
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz


Introducción:

A. El pecado es algo realmente peligroso y grave, las acciones de Dios y Moisés en este pasaje así lo demuestran. Miremos cual es el trato con el pecado en este pasaje Bíblico.

I. DIOS TRATA CON JUSTICIA (Ver 1 – 3).

A. Dios ordena a Moisés cumplir con lo que ya se había dispuesto en Números 25: 16 – 18. La razón de tal guerra es retribuir a los Madianitas por lo que habían hecho a los Israelitas en el mismo capítulo. Junto con Baalam los habían instigado a la fornicación y muy seguramente a la idolatría como consecuencia de ello miles de israelitas habían muerto (24.000).

B. En estos versos también se anuncia otro acto de justicia y es el tocante a Moisés. Dios le dice: “después serás recogido a tu pueblo”, después de esta guerra Moisés morirá y no entrara a la tierra prometida como consecuencia también de no haber honrado a Dios en el episodio de la roca (Números 20).

C. El pecado así no nos parezca es algo muy serio. Dios tratara con el pecado sea este en personas que:

1. Lo conozcan (Moisés – Heb. 12: 5 - 11). En el texto de Hebreos se nos habla de la disciplina que Dios ejerce sobre sus hijos cuando estos andan en pecado. Se nos dice allí entre otras cosas que:

a. La disciplina corresponde a los hijos no a los bastardos.
b. La disciplina es una muestra del amor de Dios para nosotros.
c. La disciplina es ejercicio que produce santidad.
d. En la disciplina debemos ser obedientes y no desmayar.

2. No lo conozcan (Madianitas). Quienes no conocen al Señor son objeto tanto de su amor como de su ira. Dios juzga, castiga a quienes no le conocen, su ira final será derramada en ellos en el infierno.

II. ALGUNOS TRATAN DE JUGAR (Ver 4 – 9). 

A. Fueron enviados a la guerra mil combatientes de cada tribu, en total doce mil israelitas. Finees el hijo del Sumo sacerdote Eleazar llevaba los ornamentos sagrados y las trompetas. Los israelitas pelearon contra Madian y los vencieron matando a todos los varones adultos – incluido Baalam -  y quemando sus ciudades.

Dejaron con vida a las mujeres y a los niños, junto con el botín de guerra, este es un detalle llamativo no tanto por los niños, sino por las mujeres, el pecado del capítulo 25 había sido al fornicación, la fornicación con estas mismas mujeres que ahora dejaban con vida. Parece que muy rápido se les olvido lo que había ocurrido ese día.

Que las mujeres Madianitas participaron del complot es claro, en el inicio del capítulo 25 se nos dice que ellos fornicaron con las Moabitas, pero evidentemente los Madianitas participaron de la situación, no olvidemos que la mujer que asesino Fineeas era de la realeza Madianita y que al final del capítulo Dios responsabiliza a los Madianitas de haber instigado a los israelitas a pecar.

B. Muchos creyentes tiene esta misma actitud de volver a los mismos pecados que han causado la disciplina de Dios sobre ellos, ellos juegan con el pecado son como los israelitas. 

Ellos vuelven a visitar a las mismas personas, ellos vuelven a frecuentar los mismos lugares, ellos regresan a las mismas prácticas etc. Se pasan la vida en un mismo círculo vicioso de caída y levantada, dada su poca disposición a abandonar radicalmente el pecado.

III. OTROS TRATAN CON RADICALIDAD (Ver 10 – 18).

A. Al regreso Moisés, Eleazar y los príncipes de las tribus salen a recibirlos fuera del campamento para evitar la contaminación ritual del campamento, ellos venían de tocar muertos, recuerde que cuando un israelita tocaba un muerto quedaba contraminado y debía seguir  proceso de purificación.

Cuando Moisés vio que no habían matado a las mujeres se enojó, cuando vio a las mujeres vio un peligro latente de recaída, de pecado; les recordó que aconsejadas por Balaam estas mujeres habían hecho caer en pecado al pueblo, entonces las mando matar a todas, mando matar también a los niños varones y ordeno que a las mujeres vírgenes las dejaran con vida.

B. ¿Por qué se da una orden de estas? 

1. La orden no proviene de Dios. Dios mando la guerra pero no a matar niños. Los guerreros lo entendieron así pues no los asesinaron.

2. La orden la da Moisés. Motivado por salvaguardar al pueblo y evitar en el futuro una guerra o una recaída del pueblo de Dios que traiga contra ellos una mortandad como la que ya habían tenido que vivir. Por ello manda a matar a las mujeres (las que instigaron el pecado la vez anterior) y a los niños hombres (quienes podían conformar en un futuro un ejército). 

Notemos también que dejo con vida a quienes no habían participado del pecado y podían ser discipulados en la fe a Yahve y no representaban peligro de guerra (las mujeres vírgenes, seguramente la mayoría de ellas niñas muy pequeñas).

C. ¿Por qué Dios permite esto? Creería yo que por ejecutar su justicia y mantener a su pueblo santo.

Nota: La acción no significo el exterminio de Madian pues en Jueces estos personajes vuelven a aparecer, tal parece que la guerra fue con una facción de Madian y no con todo Madian, estas naciones se dividían en varios grupos y algunos eran nomadas.

D. Tenemos aquí para nosotros una indicación de que hacer con la tentación y el pecado en nuestras vidas, debemos ser radicales, obvio, no hay que matar a nadie, pero si hay que ser radicales con el pecado en nuestras vidas. Jesús lo dijo en Marcos 9: 42 – 48 ¿Cuan radicales?

Conclusiones: 

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...