lunes, 20 de febrero de 2017

SERMON: BENDICIONES Y MALDICIONES (BOSQUEJO Y VIDEO)

VÍDEO 


BOSQUEJO
Resultado de imagen para DEUTERONOMIO 28
Tema: Deuteronomio
Título: Maldiciones y bendiciones
Texto: Deute. 27 – 28.
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz.


Introducción:

A. Estamos ya en la conclusión del segundo discurso de Moisés, como explicamos al comienzo del estudio Deuteronomio sigue el estilo de un antiguo tratado internacional donde se pronunciaban una serie de maldiciones y bendiciones para advertir a las partes sobre el incumplimiento del pacto que hacían, así termina Moisés su segundo discurso contenidos en estos capítulos que estudiaremos hoy resaltando:

I. EL RECORDATORIO DEL PACTO (Ver 1 – 8).

A. Al entrar en Canaán ellos debían:

1. Ir a la montaña llamada Ebal.
2. En piedras grandes y pintadas de blanco deberían escribir las enseñanzas recibidas.
3. También allí debían construir un altar con piedras naturales.

El objeto de este mandato era proveer a los israelitas de un recordatorio de lo que se les había enseñado hasta ahora como ley de Dios.

B. Hoy tenemos un recordatorio escrito en la menospreciada Biblia.

II. LAS MALDICIONES DEL PACTO (Ver 9 – 26).

A. Donde se halla el monte Ebal también se encontraba el monte Guerizim en medio de ambos un explanada de tal forma, que se forma una especie de anfiteatro que favorece la acústica, esto es importante entenderlo para lo que se ordena aquí.

En este sitio se debía celebrar una ceremonia en donde las tribus en uno y otro monte confirmarían las maldiciones a las que se expondrían los desobedientes. La ceremonia seria así:

1. En el monte Guerizim estarían seis tribus: Simeón, Leví, Judá, Isacar, José y Benjamín. Si lo nota los hijos de Raquel y Lea, las esposas legitimas de Jacob.

2. En el monte Ebal estarían las otras seis tribus: Rubén, Gad, Aser, Zabulón, Dan y Neftalí. En esta lista se encuentran los hijos de las concubinas, exceptuando Rubén quien había perdido la primogenitura y Zabulón el hijo menor de Lea.

3. Los Levitas gritarían desde la explanada al pueblo 12 maldiciones sobre determinados pecados (Ver 15 – 26). El pueblo gritaría: ¡AMEN! A cada una de ellas.

B. En el capítulo 28: 14 ss tenemos a su vez otra larga lista de maldiciones ¿cuál es la diferencia entre estas?

1. Estas solo anuncian la maldición sobre determinados pecados; las del capítulo 28 nos hablan de las consecuencias de la desobediencia como maldiciones.

2. Estas eran dadas para la ceremonia que se debía hacer en el monte al entrar en la tierra prometida; las del capítulo 28 hacen parte del mensaje que Moisés está dando al pueblo en Moab.

Todo esto para resaltar la seriedad del pacto con Dios y exhortar su cumplimiento.

C. ¿Estas maldiciones se aplican a nosotros hoy en día? A los cristianos no les aplican estas maldiciones (Gal 3:13) dadas específicamente para quienes no obedecieran los dictámenes de las ley. Sin embargo, Si hay gente en el N.T. a la que se le llama maldita (1 Cor 16:22; Gal 1:8 – 9).

¿Para qué están allí entonces? Para advertir a todos aquellos que desean agradar a Dios o ser salvos a través de cumplir con la ley. (Gal 3: 10 – 11)

Aunque hoy no somos objeto de las maldiciones de la ley como cristianos si hay una verdad y es que nuestros pecados tienen consecuencias prácticas y aún pueden traer también la disciplina de Dios sobre nosotros.

III. LAS BENDICIONES DEL PACTO (28: 1 – 13).

A. En contraposición a lo anterior y para motivar también el cumplimiento del pacto se dan una serie de bendiciones por la obediencia que abarcan una gran cantidad de áreas de la vida.

B. ¿Aplican para nosotros estas bendiciones? Lo mismo que las maldiciones están dadas en un contexto particular que responde a la obediencia del pacto de Moisés. De esta manera, no podemos afirmar que tales bendiciones al pie de la letra son para nosotros hoy en día pero si encierran un principio que es verdadero y es que Dios bendice la obediencia.

Conclusiones:

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...