jueves, 3 de noviembre de 2016

SERMON: EXIGENCIAS DE DIOS (BOSQUEJO Y AUDIO)


CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN


CLICK EN PLAY PARA OÍR EL AUDIO DEL SERMÓN 


Resultado de imagen para EXIGENCIAS DE DIOS
Tema: Deuteronomio.
Título: Exigencias de Dios.
Texto: Deuteronomio 10: 16 – 11: 32.
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz.


Introducción: 

A. ¿Qué exige Dios de nosotros? Que le temamos, que andemos en sus caminos, que le amemos que le sirvamos y que todo esto lo hagamos con todo nuestro ser.

B. Inmersos en el texto hay otras exigencias que Dios hace a quienes desean servirles…

I. CIRCUNCICION. (Ver 10: 16).

A. La versión NTV traduce así: “Así que cambia la actitud de tu corazón y deja de ser terco”. Los israelitas tenía como costumbre dada por Dios circuncidar cada niño que nacía como señal del pacto Abrahamico y de pertenencia al pueblo de Dios.

Moisés entonces les dice aquí que no solo hay que circuncidarse físicamente sino que también existe la circuncisión interna. Circuncidar el corazón tiene que ver con no permitir la rebeldía contra Dios en nuestras vidas.

B. Al meditar en estas cosas dos pensamientos vienen a mi mente:

1. La necesidad de hacer que nuestros actos externos concuerden con los internos y viceversa.
2. La necesidad de no permitir la rebeldía contra Dios en nuestros corazones (Rom 2: 27 – 28).

II. SEGUIMIENTO (Ver 10: 20).

A. El verbo usado aquí en Hebreo es bastante llamativo y de el se desprende un principio muy importante en nuestra relación con Dios.

La palabra Hebrea usada aquí es dabaq literalmente quiere decir agarrar, pegar, unir, aferrar. Es la palabra que se usa en Gen 2: 24 cuando se habla de la unión mística entre el esposo y al esposa. 

El Israelita debía unirse a Dios hasta llegar a ser uno con el, tal debía ser su obediencia y comunión.

B. Aquí tenemos un principio muy importante para el creyente no solo debe ser dócil y humilde ante Dios sino que a través de esto y una constante comunión con su Señor debe pegarse a el, unirse a el para no soltarse de ninguna forma.

III. JURAMENTO (Ver 10: 20).

A. Estamos acostumbrados a pensar que no se debe jurar y que en todo caso hacerlo es un pecado contra Dios. Sin embargo, como ya lo vemos en este pasaje no siempre jurar es un pecado.

La palabra Hebrea usada para jurar es tishavea proviene de la misma raíz usada para el número siete. Esto es así para significar que quien jura es como si lo hiciera siete veces (numero perfecto), por lo cual no puede librarase de lo que ha dicho.

B. Ocurre que Dios les manda a Jurar solo por Él, ya que, se podía Jurar por otros dioses pero al hacerlo se declaraba también fidelidad y lealtad a ese dios.

Entonces Jurar en el nombre de Dios y por razones justificadas no es pecado.

IV. ALABANZA (Ver 10: 21).

A. La palabra hebrea tehillah quiere decir hasta 4 cosas: 

1. La canción con la que se alaba. 

2. Un termino técnico que se usa para describir ciertas canciones con las que se alaba a Dios.

3. Acciones dignas de alabanza o acciones por las que el responsable merece tal alabanza.

4. El atributo de una persona que la hace por si misma alabable.

B. En este caso se usa para señalar tanto las acciones como la persona que es digna de tal alabanza. Es decir, Dios mismo. Esto lo vemos también al leer el versículo siguiente.

B. Dios exige nuestra alabanza.

Conclusión:

A. Estas exigencias al final redundan en bendiciones para nosotros como lo expresan los siguientes versículos: 

1. Deuteronomio 10: 12 – 13.
2. Deuteronomio 11: 13 – 15.
3. Deuteronomio 11: 22 – 25.

B. Por ello se nos da a escoger Deut. 11: 26 – 28. ¿Qué escogeremos?

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...