martes, 18 de octubre de 2016

SERMÓN: CUANDO LLEGA LA DECEPCIÓN (BOSQUEJO, AUDIO Y VÍDEO)

VÍDEO 



AUDIO
CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN


ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN  - EL SERMON CONSTA DE DOS PARTES, USTED PUEDE OIRLOS AMBOS HACIENDO CLICK EN LAS FLECHAS JUNTO AL PLAY

BOSQUEJO
Resultado de imagen para DIVORCIO
Tema: Parejas.
Título: Cuando llega la decepción.
Texto: Varios.
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz.


Introducción. 

A. Son innumerables los retos a los que se enfrenta una pareja y uno de ellos es el momento donde por la rutina, las diferencias “irreconciables”, las heridas emocionales o las falsas expectativas se llega a la resignación o a la consideración seria de un divorcio. Aunque esta no es una situación fácil trataremos de dar hoy algunas pautas sobre lo que se debe hacer para evitar este momento.

I. CONCÉNTRESE EN LO BUENO Y NO EN LO MALO (1 Tes 5:18).

A. Todas las personas tenemos defectos y cualidades. Para superar o evitar la decepción en el matrimonio es necesario aprender a concentrarnos en las cosas positivas que tiene nuestra pareja y no en las negativas. Esto es un reto real para la mayoría de nosotros acostumbrados a enfatizar más las fallas que las virtudes.

B. Para poner en práctica esto tal vez le ayude hacer una lista de las virtudes, detalles, recuerdos etc. positivos que tiene de su pareja y leerla constantemente.

II. HABITUALMENTE HAGAN ALGO ESPECIAL (Cantares 2: 10 – 13).

A. Oxigena mucho a la relación de pareja hacer cosas solos y distintas. Esto ayuda a no caer en la rutina, a la comunicación y a no caer en la rutina.

B. De manera práctica tomen la decisión de hacer algo solos y juntos por lo menos una vez al mes, señale el día en el calendario y hagan todos los preparativos necesarios para ese momento. No tiene que ser algo en lo que gasten mucho dinero, para ello use la imaginación, busque, pida opiniones etc.

III. SOLUCIONEN PRONTO LOS PROBLEMAS (Efesios 4: 26).

A. No puedo expresar con mis palabras lo importante que es no permitir que “el sol se ponga sobre nuestro enojo”. Trate por todos los medios de no acostarse enojado con su pareja, soluciones los problemas que se presenten lo más pronto que pueda, evite el dejar de hablarse, el castigarse con la mirada, nunca de ultimátum, ni plazos fatales.

Estas prácticas minan la relación de pareja, dejan heridas abiertas y amargos recuerdos que dañan a su conjugue.

IV. SEA REALISTA (1 Cor. 7:28).

A. Todos los matrimonios pasan por crisis, no existe el matrimonio que no pase por dificultades, la Biblia incluso lo advierte. Aprenda a aceptar estas cosas como normales, aprenda de cada una, perdone y siga adelante.

V. RECUERDE SU VOTO (Mateo 19:6).

A. Es muy, muy importante comprender a quien le hice mi promesa. Muchos llegan al altar a prometerle a su pareja, no es que esto sea incorrecto. Sin embargo, debo comprender que la promesa matrimonial se le hace en primer lugar a Dios y en segundo término a la persona, entender esto es un principio muy importante que me ayudara a sostenerme firme en todo  momento pero sobre todo cuando mi pareja “no merece” mi amor y respeto.

Conclusiones:
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...