domingo, 3 de julio de 2016

SERMÓN: MENSAJES DEL PROFETA JEREMÍAS - PARTE UNO (BOSQUEJO Y AUDIO)

CLIC AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN
ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN.

Tema: Adoración.
Título: Mensajes de un profeta I.
Texto: Jeremías 7: 1 – 10.
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz.



Introducción:

A. El mensaje de los profetas siempre es aleccionador, contundente y sin miramientos. De esos mensajes que nos hacen reflexionar por su crudeza y que nos llevan a una comunión más profunda con Dios.

B. Hoy estudiemos tres concejos de Jeremías para nosotros:

I. MEJOREN (Ver 3)

A. En este mensaje dirigido al pueblo de Juda (reino del sur) con las palabras MEJOREN. Esto implica una situación en la que están mal. Dentro de las cosas que hacían encontramos:

1. Trato injusto con su prójimo (Ver 5).
2. Trato inhumano con los necesitados (Ver 6).
3. Adoración a falsos dioses (Ver 6).
4. Hurto (Ver 9).
5. Asesinato (Ver 9).
6. Adulterio (Ver 9).
7. Falso Juramento (Ver 9).

Este era un pueblo infiel y atestado de pecado.

B. Necesitamos también seguir este concejo. Constantemente debemos estar pensando en MEJORAR nuestra vida cristiana, no permitir el estancamiento y mucho menos el retroceso. El primer paso para esto es el examen constante de nuestra vida para saber cómo estoy y así tomar las medidas del caso.

2 Cor 13:5 nos dice: Examinaos y probaos. La mejor manera de hacer esto es comparándonos con Jesús (no con nadie más), comparándonos con algún momento donde somos conscientes que estuvimos mejor y haciéndonos muchas preguntas.

II. NO OS FIÉIS (Ver 4)

A. No os fieis es no confíen, no pongan su confianza o no se dejen engañar. Ya que Judá se encontraba en esta situación de pecado e impenitencia ellos no podían esperar más que el juicio y la reprensión de Dios para ellos. Sin embargo tal parece que había voces por allí diciéndoles: “el templo del señor está aquí nada malo nos va a pasar”. Sucede que para ellos el templo era la presencia misma de Dios entre ellos lo que aseguraba su bienestar.

B. Así sucede muchas veces con nosotros estamos anclados a una falsa seguridad, vivimos en nuestros pecados y aun así no estamos esperando la disciplina de Dios. 

Tal vez hoy en día no tengamos un templo pero le diré cuál es el templo de muchos hoy en día, increíblemente:

1. LA MISMA MISERICORDIA DE DIOS. Ellos dicen de palabra o hecho: ¡pequemos Dios es misericordioso! Ellos creen que la misericordia de Dios está para tenerles paciencia eternamente, ellos creen que la misericordia de Dios está para ser abusada.

2. SU PROPIA CONCIENCIA. Ellos pecan y como nada malo les ocurre tranquilizan su conciencia pensando que todo está bien. Si razón alguna se calman ellos mismos
Ellos entenderán igual que las personas del texto que la paciencia se acaba en algún momento y aprenderán que la misericordia es una mano que bondadosa se extiende hasta nosotros pero que no debe ser abusada.

C. En Romanos 6: 1, 15 tenemos una situación similar a esta persona que creían que la gracia y la misericordia de Dios podía ser abusada. En el capítulo 5 se ha descrito el plan salvador de Dios (1, 18 – 21), la pregunta que sigue es: ¿si esto es así entonces podemos seguir viviendo en pecado? ¡Por supuesto que no! – enfatiza Pablo -. Jamás la misericordia de Dios es una excusa para pecar.

III. NO SEAN HIPÓCRITAS (Ver 10 – 11)

A. Algo muy común estaba ocurriendo con ellos y es que vivían como demonios cometiendo los pecados que ya describimos arriba y otros, después iban al templo oraban, ofrecían sacrificios, daban ofrendas etc y decían: “ya la hicimos, empatamos, estamos en paz con Dios”. Con esa actitud habían convertido la casa de Dios en una cueva de ladrones, en un sitio detestable.

B. Suele suceder, no me refiero con lo que voy a decir a aquellos que están trabajando seriamente con sus pecados, no es que hayan dejado de pecar pero allí están con seriedad tratando de vivir para Dios. Más bien me refiero a aquellos que conociendo a Dios viven como demonios y llegan a la iglesia solo para intentar calmar su conciencia carnal, animal y diabólica. Les digo esto a ellos no para que se desanimen sino para que se arrepientan, la razón es que si no cambian juicio de Dios viene sobre ellos como vino sobre el Judá impenitente.

C. La biblia con lenguaje muy fuerte nos habla de lo que les espera:

1. Vean lo que le dice a Israel (Ver 12).
2. Los echare de mi presencia (Ver 15).
3. Se hacen daño a ellos mismos (Ver 19).
3. Mi ira se encenderá (Ver 20).

Conclusión:
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...