jueves, 28 de abril de 2016

SERMÓN: EL SEGUNDO CENSO (BOSQUEJO Y AUDIO)

CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 


Tema: Números
Título: El segundo Censo.
Texto: Números 26
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz


Introducción.

A. Inicia aquí una nueva etapa en el trasegar del pueblo de Israel marcada por este segundo censo. A partir de aquí, no se no se mencionan más rebeldías, murmuraciones o pecados, solo se nos habla de la preparación para entrar a Canaán.

B. Estudiaremos este  capítulo y organizaremos el bosquejo alrededor de lo que podemos ver fueron los propósitos de este evento.

C. Antes de iniciar quisiera puntualizar algunas diferencias de este censo con el anterior, el que encontramos en 1: 1 – 46, el cual se había realizado hacia aproximadamente 38 años:

1. En el anterior solo se mencionaban los líderes de cada tribu y en este se mencionan también los clanes. 

2. En el anterior se incluyeron a los Levitas para saber con qué se contaba para el servicio en el santuario, en este, en cambio, no se incluyeron pues como veremos uno de los propósitos de este era la repartición de la tierra, como es sabido estos no tenían derecho a ella.

3. El propósito del censo anterior fue para organizar al pueblo en cuanto a la marcha  por el desierto y la formación de batalla. En cambio en este tenemos los siguientes propósitos:

I. ORGANIZARSE PARA LA CONQUISTA (Ver 2)

A. Según el versículo 2 el censo se hizo para saber cuántos varones podían salir a la guerra. La razón de esto es que en breve entrarían a la tierra prometida y esta estaba habitada por los pueblos Cananeos, estos debían ser desalojados para poder tomar posesión de la misma.

II. ORGANIZARSE PARA REPARTIR LA TIERRA (Ver 52 – 56)

A. Estos versículos nos sugieren que el censo también se hizo para repartir la tierra, esta repartición seguiría las siguientes pautas:

1. Se haría proporcional al número de personas que tuviera la tribu. Las tribus más grandes tendrían más terreno que las tribus que las tribus pequeñas (Ver 54). En este caso el orden seria así:

a.  Judá 76.500. Aumenta en 1.900 hombres con relación al primer censo.
b. Dan 64.400. Aumenta 1.700 hombres en relación al primer censo.
c. Isacar 64.300. Aumenta en 19.900 hombres con relación al censo anterior.
d. Zabulón: 60.500. Aumenta 2.900 hombres con relación al censo anterior.
e. Aser 53.400. Aumenta 12.900 hombres en relación al primer censo. 
f. Manases 52.700. Aumenta en 20.500 hombres en relación al censo anterior.
g. Benjamín 45.600. Aumenta 9.800 hombres con relación al censo anterior.
h. Neftalí: 45.400. Disminuye 8.000 hombres en relación al primer censo.
i. Rubén 43.730. Disminuye 2.700 hombres en relación con el censo anterior.
j. Gad 40.500. Disminuye  5.150 hombres con relación al censo anterior.
k. Efraín 32.500. Disminuye por 8.000 hombres en relación al censo anterior.
l. Simeón: 22.200. Disminuye 37.100 hombres con relación al censo anterior.

En un grupo aparte tenemos a los Levitas quienes sumaron 23.000 hombres de un mes para arriba. Es decir, mil más que en el censo anterior.

2. El orden geográfico se asignaría por suerte. Se haría así pues como dice la Palabra en Prov. 16:33 esta es controlada por el Señor.

B. Recuerde a Dios le gusta el orden.

III. MOSTRAR ATRIBUTOS DE DIOS:

A. Por lo menos tres atributos de Dios podemos ver en tantos números:

1. El juicio de Dios. Dios castigo varias veces al pueblo en el desierto y muchas muertes se dieron. El capítulo nos recuerda algunos de estos episodios: Números 26: 9 – 11 (Rebelión de Core), Números 26: 61 – 62 (Nabad y Abiu), y aunque por fuera del peregrinaje se nos recuerda otro juicio en 26:19 (Er y Onan conf. Gen 38: 1 - 10)

2. La fidelidad de Dios: Aunque estos hechos ocurrieron cuando se va a mirar el censo uno se da cuenta que el número de ellos solo disminuyo en 1.820 personas (primer censo: 603.550, segundo censo: 601.730). Dios había prometido hacer del pueblo de Israel una nación numerosa y aquí está el cumpliendo a pesar de la infidelidad del Pueblo.

2. Veracidad de Dios: En el episodio de los doce espías Dios había prometido que nadie de esa generación entraría en la tierra prometida. Excepto Caleb,  Josué (por haber dado un buen informe) e integrantes de la tribu de Levi como Eleazar e Itamar (por no haber participado de la revuelta), tal cual lo estamos viendo suceder al final del capítulo (Ver 63 – 65).

Conclusiones: 

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...