miércoles, 16 de marzo de 2016

SERMÓN: LA SERPIENTE DE BRONCE II (BOSQUEJO)


Tema: Números
Título: La serpiente de Bronce II
Texto: Números 21: 8 – 9 – Juan 3: 14 – 15.
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz


Introducción.

A. Repaso: La semana pasada estudiamos: El pecado de Israel: Rechazo a la persona, promesa y provisión de Dios; El castigo de Israel: Dios envía serpientes mucha gente comienza a morir porque el sufrimiento sigue al pecado como la noche al día; el dolor de Israel: la convicción de pecado, la confesión y el clamor.

A. En los textos leídos vemos como Jesús hace un paralelo entre la serpiente de Números y Él. Quiero que hoy veamos en que se parece el evento de la serpiente y la salvación que nos ha sido dada por medio de Jesús.

I. EL REMEDIO FUE IDEA DE DIOS

A. El versículo 8 dice: " Entonces el Señor dijo a Moisés. " El plan de salvación es la idea de Dios, y la idea de Dios acerca de la salvación nunca cambia. La manera como la gente se salva en el Antiguo Testamento es exactamente la manera como la gente se salvan en el Nuevo Testamento. Y, es la forma en la gente todavía se salva en la actualidad.

B. En Num. 21, mirando a un sustituto proporcionado por Dios las personas fueron salvas. Mirando a un Salvador, Jesucristo, proporcionado por Dios hoy día somos salvos. La única diferencia es, en Números 21 vemos una imagen del Señor Jesús, pero en el Nuevo Testamento lo vemos a Él personalmente.

II. EL MAL FUE EL MISMO REMEDIO.

A. La cura para el problema tomó la forma de lo que causó el problema. Era una serpiente lo que los mordió, sería una serpiente lo que los sanaría.
B. Cuando Jesús fue a la cruz, Él murió para pagar por nuestros pecados. Jesús no tenía pecado propio. Él era inocente de todo pecado, mas tomó nuestros pecados sobre sí mismo y murió por nosotros, el inocente por los culpables, tomo el mal, pago por el mal y así se convirtió en remedio. 2 Cor. 5:21 .

III. EL MISMO REMEDIO…

1.  Era Eficaz - Todo el que miraba, vivía. No se limitaron a sentirse mejor. Mirar es a la vista lo que la fe al corazón. Si se miraba la serpiente se garantizaba la vida. Si usted cree en el Señor Jesús con toda seguridad será salvo. 
Romanos 10:13

2.  Era individual - Todo el mundo tenía que mirar por sí mismo. Nadie podía buscar otra persona. Si fue mordido y quería ser sanado, tendría que buscar por sí mismo. Cualquiera podía ser curado, pero no todo el mundo estaba curado, porque no todo el mundo miraba.

3.  Era instantánea - Las personas que consultaron la serpiente no tenían que esperar, rezar, o pagar por esta salvación. En el momento en que veía en ese mismo momento comenzaban a vivir de nuevo. La salvación no es un proceso.

La salvación es un momento cuando nos vemos a nosotros mismos exactamente como somos, cuando se llega a ver a Jesucristo tal y como Él es, cuando nos ponemos cara a cara con Jesucristo, y le miramos con los ojos de la fe, confiando en Él para la salvación. En ese mismo momento obtenemos salvación eterna.

4.  Era disponible- La curación que Dios proporcionaba a través de la serpiente era libre, disponible, suficiente, y  funcionaría con cualquier persona. Así es con Jesucristo, Usted puede ser salvo si quieres ser. 
Rev. 22:17


Conclusiones: 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...