martes, 26 de enero de 2016

SERMÓN: LA VARA DE AARON (BOSQUEJO Y AUDIO)

CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 


Tema: Números.
Título: La vara de Aarón.
Texto: Números 17: 1 -13
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz


Introducción:

A. Fabula: Un buen día, un campesino andaba con su burro por el campo y este último cayó a un pozo. El pobre animal lloró fuertemente durante varias horas mientras al campesino pensaba cómo lograr sacarlo de ese lugar.

Después de pensar, decidió que como el burro ya estaba muy viejo y el pozo estaba seco, de todas maneras necesitaba ser tapado. No valía la pena sacar al burro del pozo. Pidió ayuda de sus vecinos para que lo ayudaran en esta decisión. Cada uno de ellos se acercó con una pala y empezaron a tirar tierra al pozo.

El burro al darse cuenta de lo que pasaba, lloró. Pero después de que un poco de tierra entró al pozo, el animal se quedó quieto. La gente no sabía lo que pasaba. El campesino intrigado miró al fondo del pozo y se sorprendió con lo que vio. Con cada porción de tierra echada en el pozo, el burro se sacudía y la pisaba formando un piso cada vez más alto.

(Tomado de gestión.org)

A. ¿Porque esta fábula? Porque hoy hablaremos de liderazgo y es que al leer este texto nos encontramos con sendas enseñanzas sobre el liderazgo cristiano.

I. EL PUEBLO NECESITA LIDERAZGO (Ver 2).

A. Se le pide a cada uno de los jefes de las doce tribus que traiga una vara con su nombre escrito en ella, la orden también es para Aarón nombre del cual debe estar escrito en la vara de la tribu de Levi. Notemos como cada tribu tenía su líder que le dirigía.

B. Para que el pueblo de Dios se dirija correctamente se necesita de liderazgo. Por ello dentro de los dones que el Señor regala a individuos en la iglesia existe el don de presidir o de liderazgo (Rom. 12:8), al leer este texto podemos aprender que:

1. Quien tiene este don debe hacerlo. Es muy malo cuando alguien dentro de la iglesia con este don se niega a hacerlo ya que el pueblo de Dios anda sin dirección y disperso, la iglesia sufre.

2. Estos deben ejercer su labor y deben hacerlo con todo esmero, el pueblo de Dios requiere ser dirigido y debe ser bien dirigido.

3. No todos son llamados a liderar.

II. EXISTEN LIDERAZGOS ESPECÍFICOS (Ver 3 y 4).

A. Entre estos liderazgos ya mencionados tenemos uno que es distinto, el liderazgo de Aarón. De hecho, todo el capítulo lo que está buscando es reafirmar la elección que Dios ha hecho de Aarón como Sumo sacerdote, de su familia como los sacerdotes y del resto de la tribu como llamados a servir en el tabernáculo. De allí la insistencia de poner el nombre de Aarón en la vara de la tribu de Levi.

B. Por ejemplo, los Levitas eran llamados a servir en le tabernáculo, pero no para ir a la guerra. Las demás tribus irían a la guerra, esto requería liderazgo, otro tipo de liderazgo distinto al de Aarón y también importante, tal vez no tan importante pero si muy importante.

C. Dentro del liderazgos cristiano existen distintos tipos de liderazgo, unos son llamados a liderar procesos de pastoreo, otros de evangelismo, otros de discipulado etc, cada quien debe valorar su liderazgo y no menospreciarlo pues todos son necesarios para la edificación de la iglesia. Es verdad que existen liderazgos con más carga de responsabilidad (como los que son más públicos o se dirigen a mayor cantidad de gente) aun así es importante comprender que todos son importantes y necesarios.

III. LOS DISTINTOS LIDERAZGOS DEBEN SER RESPETADOS (Ver 5).

A. Toda esta situación se da con un propósito y es el de evitar que los israelitas sigan murmurando tanto de Moisés como de Aarón, es una advertencia a los rebeldes (Ver 10). La semana pasada vimos que el recubrimiento del altar de bronce debía recordarle a la gente lo que le ocurrió a Core y porque, la vara de Aarón entonces tiene el mismo fin

B. Jamás irrespete el liderazgo puesto por Dios a través de la murmuración, la queja o la rebeldía. Hoy no tenemos la vara de Aarón que no lo recuerde pero si tenemos esta historia Bíblica.

IV. LA SEÑAL DEL LIDERAZGO SE VE EN LOS FRUTOS (Ver 8).

A. Moisés tomo las varas, las puso delante del cofre, al otro día la vara de Aarón había reverdecido, florecido y dado frutos de manera milagrosa de esa manera Dios reivindico el liderazgo de Aarón. Las demás no florecieron no porque Dios no hubiera escogido estos líderes sino porque en esta ocasión y dado los acontecimientos se trataban de respaldar al sumo sacerdote.

B. La prueba del liderazgo está en el fruto:

1. Fruto de carácter: El líder llamado por Dios dará un buen fruto en cuanto a su comportamiento.

2. Fruto productivo: el líder llamado por Dios vera el respaldo de Dios en la tarea que Dios lo manda a hacer, le seguirán las personas, los recursos y las señales.

Conclusiones:

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...