lunes, 28 de diciembre de 2015

SERMÓN: EL CARÁCTER DE DIOS (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Números
Título: El carácter de Dios
Texto: Números 14:: 11 – 19
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz


Introducción:

A. Hoy veremos en este texto el carácter de Dios manifestándose después del evento de los 12 espías, y vemos:

I. EL HASTÍO DE DIOS (Ver 11).

A. El hastío es el disgusto, el tedio que se siente hacia algo o alguien. Las dos preguntas que Dios hace aquí a Moisés nos muestran el cansancio que Dios tiene de Israel:

1. ¿Hasta cuándo me ha de irritar este pueblo? En otras palabras, ¿hasta cuándo me van a seguir menospreciando?

2. ¿Hasta cuándo no me creerán?

La actitud del pueblo es de menosprecio y de incredulidad, Dios está cansado, está hastiado.

B. Al igual que con los israelitas, Dios también se cansa de nuestra actitud, la paciencia de Dios tiene un límite, y debemos saberlo y temer.

II. EL CASTIGO DE DIOS (Ver 12).

A. Dado que Dios está cansado de esto, anuncia a Moisés su intención de destruir al pueblo con una plaga (enfermedad). Mientras tanto, a Moisés se le propone hacer de él un pueblo más grande y numeroso.

B. Dios finalmente no destruye al pueblo, sino que hace cuatro cosas:

1. Los perdona (Ver 20).

2. No permitirle a los que salieron de Egipto mayores de 20 años entrar a la Tierra prometida (Ver 22 – 23, 29).

3. Hacer vagar a los israelitas en el desierto durante 40 años, uno por cada día que pasaron espiando la tierra, hasta que los que salieron de Egipto mayores de 20 murieran (Ver 31 – 35).

4. Los únicos que entrarían a la Tierra prometida serían Josué y Caleb, como premio a su fidelidad (Ver 24, 30).

C. Dios castiga. Quisiera resaltar dos frases en este texto:

1. Ver 33: “Ellos llevarán vuestras rebeldías”: sus hijos, aunque entrarían a la Tierra prometida, tendrían que sufrir las consecuencias de su desobediencia.

2. Ver 34: “Conoceréis mi castigo”: en otras palabras, para que aprendan.

III. EL PERDÓN DE DIOS (Ver 13 – 19)

A. Ya sabemos que, aunque Dios los perdonó y no los destruyo, sí los castigo. La pregunta es: ¿qué hizo cambiar a Dios de opinión? La respuesta es una oración, la oración de Moisés.

B. Como un paréntesis: ¿por qué Moisés no aceptó la propuesta de Dios? Dios le dice que un pueblo mejor saldría de él. Definitivamente Moisés debió amar muchísimo a este pueblo, he aquí el corazón de un pastor.

C. Ese amor que tiene por el pueblo lo lleva a orar y lograr que Dios no destruyera a Israel, su oración se basó en:

1. La reputación de Dios (Ver 13 – 16) ¿Qué dirán de ti?

2. La misericordia de Dios (Ver 17 – 19).

D. El poder de la oración, encontramos aquí la necesidad de orar pidiendo a Dios que tenga misericordia.

Conclusión: 

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...