jueves, 17 de septiembre de 2015

SERMÓN: LEVITAS DE HOY Y SIEMPRE (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Números
Título: Levitas de hoy y siempre
Texto: Números  8
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz


Introducción: 

A. Los sacerdotes era Levitas pero únicamente de la familia de Aarón, aquellos a quienes la Biblia llama con el término técnico de Levitas eran todos aquellos hombres pertenecientes a la tribu de Levi que ministraban en el tabernáculo como ayudantes de los sacerdotes. 

Provenían básicamente de tres familias Levitas (hijos de levi), estas eran: los Guersonitas descendientes de Gerson, los Cohatitas descendientes de Coat y los Meraritas descendientes de Merari.

Tenían una ubicación especial en el campamento junto al tabernáculo asi: los Cohatitas sacerdotes estaban al Este enfrente del tabernáculo, el resto de los Cohatitas que no pertenecían a la familia de Aaron estaban al sur; los Gersonitas estaban al Oeste y los Meraritas estaban al norte.

Al momento de trasladarse Los levitas desmontaban el tabernáculo exepto la cortina que dividía el santo del santísimo con ella cubrían los ornamentos sagrados los Cohatitas levitas llevaban esto. Los Guersonitas llevaban la cubierta y las cuerdas y los Meraritas llevaban los armazones, las columnas, las estacas etc. Al llegar al lugar de destino debían volverlo a montar.

Su labor comenzaba a los 25 años en servicios ordinarios (Num 8:24) y otras labores ya más elaboradas a los 30 años (Num 4:3). No tenían uniforme especial como los sacerdotes.

B. Notemos 5 cosas especiales que se nos dicen en este pasaje sobre los Levitas y que se aplican a quienes hoy le sirven al Señor.

I.  LA LIMPIEZA DE LOS LEVITAS (Ver 7 – 8).

A. En su ceremonia de consagración los Levitas eran purificados a través de varios rituales que indicaban esto:

1. Eran rociados con agua.
2. Se afeitaban todo el cuerpo.
3. Lavaban su ropa.

Con esto quedaban purificados. Luego:

4. Se presentaban dos toros para expiación y holocausto, también se presentaba un ofrenda de cereales. 

De esta manera se simbolizaba la limpieza y consagración que debían tener los levitas.

B. De la misma manera a quienes sirven hoy al Señor se les exige limpieza moral (1 Tim 3:1; Hechos 6:3).

II. LOS LEVITAS ERAN UNA OFRENDA A DIOS (Ver 10 -11)

A. La ceremonia de consagración comenzaba  con una imposición de manos de parte de los “hijos de Israel”, seguramente solamente los líderes. Luego, los Levitas colocarían las manos sobre los animales ya descritos y se harían los sacrificios ya descritos. 

La imposición de las manos de los levitas sobre los animales significaba sustitución, los animales morirían el uno por sus pecados y el otro como signo de consagración. Por otra parte, la imposición de las manos del pueblo que seguramente fue representado por los líderes significaba la sustitución que los levitas harían de ellos ante Dios.

De esta manera los versículos 11, 13 y 15 nos dice que en esta ceremonia los Levitas eran entregados como una OFRENDA del  pueblo a Yahve.

B. Esta imposición nos recuerda la que practica la iglesia primitiva al comisionar a alguna persona al ministerio. Aparte de esto quisiera resaltar la idea de OFRENDA, al hacerlo pienso en:

1. Romanos 12:1.

2. Filipenses 2:17: “Ustedes confían en Dios y le sirven, y eso es como si le presentaran una ofrenda. Tal vez a mí me maten, y entonces mi muerte será parte de esa ofrenda a Dios. Si esto llega a suceder, seré muy feliz, y quiero compartir esa alegría con ustedes” (TLA).

3. Romanos 6: 19.

Todos estos textos hacen alusión al creyente como una ofrenda pero aún más al creyente que le sirve a Dios, que trabaja para Dios.

III  LOS LEVITAS ERAN UN DON DE DIOS. (VER 19)

A. En palabras muy hermosas Dios dice que los levitas son un DON suyo para los Aarón y los sacerdotes. Estos hombres que son dones de Dios actuaran a favor del pueblo evitando la ira de Dios sobre ellos. 

Se nota entonces que los Levitas eran tanto una OFRENDA que el pueblo le hacía a Dios como un DON, un regalo que Dios le hacía al pueblo. 

B. Igual ocurre hoy en día con quienes le sirven a Dios ellos son tanto una ofrenda entregada por ellos mismos a Yahvé como un Don, un regalo que Dios le hace a la iglesia. Dios le da dones espirituales a los cristianos y en ese acto le hace un regalo a la iglesia universal y local por cuanto los provee para el beneficio de la misma.

Por ello estas personas deben ser valoradas, amadas y respetadas.

III. LOS LEVITAS NO SE JUBILABAN (Ver 25 – 26).

A. Los versículos nos dicen que a los 50 años seria la cesación del trabajo levita. Esto era así muy seguramente porque su labor era de carga, ardua y a esa edad probablemente su fuerza hubiera disminuido. Sin embargo, el texto también nos dice que aunque esto era así ellos podían hacer otras labores como “hacer guardia”. Aunque la historia nos cuenta que también enseñaban la ley al pueblo, aconsejaban y hacían otras labores menos pesadas.

B. Al pensar en servir a Dios no lo piense solo para una época de su vida, el servicio al Señor es vitalicio. Los apóstoles no pudieron servir a Dios hasta una avanzada edad porque los mataron a todos, excepto a Juan, quien dice la tradición que murió aproximadamente a los 90 años y al hacerlo seguía sirviéndole a Dios.

Conclusiones:

Imagen tomada de: www.linofino.us
CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...