domingo, 24 de mayo de 2015

SERMÓN: JUAN: EL RETRATO DE UN ADORADOR (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Adoración
Título: Juan: el retrato de un adorador
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz


Introducción:

A. Lemas. El evangelio de Juan en varias ocasiones menciona a un discípulo al cual “Jesús amaba”, la tradición de la iglesia ha identificado a este personaje con el apóstol Juan, el mismo autor del evangelio. Por ejemplo: Ireneo por el 180 d.C. dice: ... “y después Juan, el discípulo del Señor que se recostó sobre su pecho, editó el Evangelio cuando habitaba en Éfeso..."

B.  La expresión “al cual Jesús amaba” puede entenderse por: “el  discípulo que Jesús más amaba”, dado esto, la expresión requiere de una explicación para no caer en errores. Esta frase escrita muy probablemente por el  mismo apóstol Juan refiriéndose a si mismo no indica preferencia o, que Jesús amara más a Juan que al resto de los discípulos; más bien, en ella Juan mismo expresa como se sentía con respecto al amor que estaba seguro Jesús le profesaba, él se sentía y más importante aún se sabía muy amado por Jesús.

En este punto creo que cabe una pregunta pertinente: ¿se siente amado por Jesús? ¿Se sabe amado por Jesús? Sabe que de la respuesta a estas preguntas depende en mucho su nivel de discipulado. Veremos al final del estudio que al fin y al cabo el discipulado es la respuesta de una persona al amor que sabe Dios le tiene; de tal modo, que si no se sabe amado por Dios y por ende no se siente amado por Jesús seguramente su seguimiento y su vida de adoración será muy pobre.

C. Analizando el texto vamos a estudiar los pasajes donde la frase aparece para descubrir en ellos características de un verdadero y fiel discípulo de Cristo:

I. EL DISCÍPULO AMADO SE RECUESTA EN EL PECHO DE JESÚS (Juan 13: 21 – 26).
A. La ocasión es la última cena, específicamente el momento donde se anuncia la traición de Judas. Se nos dice que en aquella ocasión Juan estaba recostado al lado de Jesús, otras Biblias nos dicen que Juan estaba recostado en el pecho del maestro. Según como se entienda entonces tenemos que Juan estaba recostado cerca de Jesús y al hacerle la pregunta se recostó en el pecho de Jesús; o  bien, que Juan ya estaba recostado en el pecho de Jesús, cuando Pedro le hace señas, Juan se levanta y se recuesta de nuevo para hacer la pregunta.

B. Recostarse en el pecho de Jesús a todas luces nos dirige a una señal de profunda intimidad y ternura. Juan el discípulo que se sabía y se sentía amado de Jesús responde a este amor mostrando deseo de intimidad y profunda ternura con el maestro.

C. La idea es que si nos sabemos amados por Jesús muy seguramente responderemos a esta convicción buscando tener momentos de profunda intimidad, ternura y adoración con el maestro. ¿los tiene usted? ¿será que esa sequedad espiritual se debe a que usted no se sabe amado por Jesús? O tal vez ¿lo sabe aún lo siente pero usted es duro e ingrato?

II. EL DISCÍPULO AMADO NO SE MUEVE DE LA CRUZ (Juan 19: 25 - 27).

A. Es bien sabido que todos los discípulos abandonaron a Jesús cuando el momento de la pasión llego (Mateo 26: 56). Sin embargo, hubo personas que no lo dejaron. Por ejemplo, su madre, la hermana de su madre, María magdalena, María la mujer de Cleofás y el apóstol juan.  Este muestra así  gran arrojo, fidelidad, lealtad y un gran amor por su maestro como ya sabemos fruto este del amor con el que se sabía amado.

B. Juan llegaría a viejo con esa misma disposición de morir por Cristo de arriesgarse por Cristo. Tenemos en el libro de apocalipsis 1:9 otra ocasión donde vemos a Juan exponiendo su vida por Cristo.

C. Otra manera en la que respondemos al amor que sabemos y sentimos Jesús nos tiene es a través de serle fieles aun cuando nuestra vida, proyectos, sueños y propósitos más anhelados peligran. Pero ¿Por qué muchas veces no hacemos algo así? ¿será por qué no tenemos convicción de su profundo amor?

III. EL DISCÍPULO AMADO NO RECHAZA UNA TAREA (Juan 19: 25 - 27)

A. Además de lo ya dicho sobre este pasaje existe allí otro detalle a resaltar sobre el discípulo amado y es que el no rechaza una tarea que su maestro le da y lo hace con prontitud. Como ya dijimos, María la madre de Jesús está allí al pie de la cruz, al lado se encuentra Juan el discípulo amado, posiblemente los hermanos de Jesús aun no creían en él, José ya había muerto, no había a quien encomendar a María ahora que Jesús moría y que ya no la cuidaría, entonces encomienda la labor a Juan.

Este sin dilación, sin peros, sin excusa alguna e inmediatamente abraza la tarea encomendada… “en aquella misma hora”.

B. Cuando nos sabemos amados por Jesús, cuando sentimos ese amor suyo en nuestra vida otra de las maneras en las que por inercia respondemos es abrazando la misión que él nos da para realizar, en su nombre y para su gloria. Una de las muestras de no conocer el amor de Dios es la negligencia, la pereza, la displicencia en su servicio.

IV. EL DISCÍPULO AMADO CREE EN LA RESURRECCIÓN (Juan 20: 2 – 10)

A. La mañana de la resurrección María magdalena entre otras mujeres fueron temprano hasta la tumba de Jesús, como ya sabemos al llegar la encontró vacía, pensando que habían robado el cuerpo o algo parecido corrió a dar aviso a Pedro y a Juan (aquel al que amaba Jesús), quienes también corrieron para ver qué había ocurrido, al llegar encontraron también el sepulcro vacío. Lo que sigue es muy curioso ya que nos dice que Juan al ver esto  ENTENDIO (como lo sugiere el versículo 9), y además CREYO en la resurrección, lo que obviamente implica que antes de este momento ni entendía, ni creía, al igual que los demás discípulos.

B. Varias veces Jesús anuncio a los discípulos su resurrección (Mateo 16: 21 – 22; Marcos 9: 9 – 10; 31 – 32), mas es evidente que al suceder los acontecimientos ni siquiera aquellos discípulos del círculo íntimo de Jesús comprendían, ni creían.

C. Y esto nos lleva a una reflexión que nos muestra la humanidad del discipulado: podemos tener intimidad con Jesús, podemos ser valientes seguidores, podemos aceptar sin dilación las tareas que él nos encomiende, todo motivado por el sabernos y sentirnos  amados del Maestro. Aun así, también es posible que no entendamos, ni creamos algunas cosas de las que Jesús dijo.

D. Con todo y esto,  cuando el discípulo es confrontado con la evidencia cree en la resurrección y la convierte en eje central de su vida. La creencia en la resurrección permea sus decisiones, su proyecto de vida y su estilo de vida

V. EL DISCÍPULO AMADO ES UN TESTIGO (Juan 21: 20 – 25) 

A. Nos encontramos en el final del evangelio quiero hacerle notar que aquí se nota la mano de por lo menos un redactor final. Fíjese, dice el texto: “y escribió esta cosas…..” (no dice: “y escribí estas cosas”), lo cual nos da a pensar que es otra persona que se refiere al discípulo amado (el Apóstol Juan) como el escritor principal del evangelio. También vemos que el versículo dice: “y sabemos…” (no dice: y sé que mi testimonio”), lo que a su vez nos da a pensar que no solo es alguien hablando en nombre propio sino en nombre de una comunidad que conocía al discípulo amado (el Apóstol Juan) como escritor del evangelio.

B. Eso por una parte, por otra parte si vamos al capítulo 20: 30 – 31, nos damos cuenta cual fue el propósito final de escribir el evangelio por parte del discípulo amado, el evangelio fue escrito para que quien lo leyera creyera en Jesús y al creer en el tuviera vida eterna. El evangelio tiene un objetivo evangelizador, buscaba ser una poderosa herramienta de propaganda cristiana, un testimonio dado por un testigo y fruto de saberse y sentirse amado por su Maestro. 

Juan fue un testigo directo 1 Juan 1: 2 – 3.

C. Un discípulo de Jesús, un adorador que se sabe y se siente amado de Jesús por inercia será un testigo de su maestro que buscara hacer creyentes y conversos. Muchas veces la displicencia en ser testigos se debe a el desconocimiento del amor de Dios en el ámbito personal y también general (Dios nos ama a todos).

Conclusiones:

CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUI EL AUDIO DEL SERMÓN. EL MISMO CONSTA DE PARTES, USTED PUEDE PASAR DE UNA A OTRA CON LAS FLECHAS JUNTO AL PLAY
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...