martes, 12 de mayo de 2015

SERMON: GENTE INMUNDA - EL LEPROSO - PARTE II (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Levítico
Título: Gente inmunda – el leproso II
Texto: Levítico 14: 1 – 32
Autor: Pastor Edwin Guillermo Nuñez Ruiz


Introducción:

A. La semana pasada estuvimos viendo un intrincado pasaje sobre el diagnostico de las enfermedades cutáneas llamadas por ellos lepra, nos falta enumerar el diagnóstico de la lepra en caso de:

1. Enfermedades cutáneas benignas (13: 38 – 40)

2. En el caso de calvicie (13: 40- 44)

3. En caso de moho al que también se le llamaba lepra, se podía presentar:

a. En cosas (13: 47 – 59).

b. En las casas (14: 33 – 57). Aquí se seguía el siguiente procedimiento:

• Avisar al sacerdote.

• Desocupar la casa.

• Raspar la casa.

• Cuarentena.

• Si sigue infectada, es inmunda - derribar.

• Si ha desaparecido debe ser purificada.

B. Hoy nos centraremos en el Capítulo 14 para saber que ocurría cuando un leproso se sanaba, como podía reintegrarse a la vida social y religiosa

I.  EXAMEN (1 – 3)

A. El enfermo vendría al sacerdote fuera del campamento, allí el sacerdote le examinaría y si podía constatar la sanidad entonces se daría comienzo a la ceremonia de limpieza que en términos generales simbolizaba el paso de la muerte a la vida

II. CEREMONIA DE LIMPIEZA RITUAL (4 - 7).

A. La ceremonia era así:

1. Los materiales: 

a. Dos aves (Lit: gorriones).

b. Un trozo de madera de cedro.

c. Una cinta roja.

d. Agua de manantial.

e. Una olla de barro.

f. Un ramo de hisopo.

2. El procedimiento: 

a. Una de las aves seria sacrificada sobre la olla con agua.

b. La otra ave y los demás materiales serian sumergidos en la mezcla de agua sangre.

c. También se rociaría con esta sangre siete veces (esto significaba que se le purificaba completamente) a la persona que sería purificada. 

d. Por último, se dejaría en libertad a la otra ave (probablemente para significar la eliminación de lo inmundo en el individuo y su libertad).

Todo este ritual sucedía fuera del campamento

III.  LIMPIEZA  FÍSICA DEL PACIENTE (8 – 9).

A.  Después de esto:

1. El paciente lavaría su ropa.

2. Se bañaría.

3. Se afeitaría todo el cuerpo, así entraría al campamento aunque no podía hacerlo a su tienda de campaña por siete días, al cabo de este tiempo volvería a lavar su ropa, bañarse y a afeitarse para ser completamente aceptado en la vida religiosa y social.

IV.  LA OFRENDA (14:10-13).

A. Después debería presentar una ofrenda que consistía en

1. Tres corderos (dos machos y una hembra sin defecto).

2. Seis Kilos de harina amasada con aceite.

3. Un cuarto de aceite.

Con ellas se presentaría:

1. Una ofrenda por la culpa (Ver 12).

Luego:

1. La sangre de esa ofrenda se le:

a. Untaría el lóbulo, el pulgar del pie y de la mano derecha (probablemente en señal de perdón).

b. Debía también el sacerdote derramarse aceite en su mano izquierda y con el índice derecho rociaría en dirección al altar siete veces, luego tomara de ese mismo aceite y untaría de nuevo el lóbulo, el pulgar de la mano derecha y del pie derecho (probablemente en señal de sanidad), para terminar rociaría aceite sobre la cabeza del que se purifica.

c. Para terminar se ofrecería un cordero como sacrificio por el pecado, otro como holocausto y una ofrenda de cereales.

B. Casos de pacientes pobres (21-32).

También se hace provisión sobre los casos de gente escaza de recursos económicos, lo que va a variar en este caso es que solo presentaría un cordero, dos kilos de harina, un cuarto de aceite, dos palomas o dos tórtolas.

El procedimiento seria casi el mismo que las personas más pudiente.

Conclusiones:

A. Para los israelitas enfermedades como la lepra siempre eran causadas por algún pecado oculto, por ello como una conclusión a nuestro estudio de hoy responder a la pregunta  ¿es la enfermedad causa del pecado?

1. La respuesta a esta pregunta es SI y NO SABEMOS  al mismo tiempo. Si porque en un sentido general  todas las enfermedades fueron causadas por el pecado de Adán. 

Ahora bien, por otro lado, no podemos afirmar que toda enfermedad que padecen las personas son castigos específicos por sus pecados. Algunas veces en la Escritura vemos como Dios castigo a personas con enfermedades por causa de pecados específicos que ellas cometían. Por ejemplo, Números 12:14; 2 Crónicas 26: 21; 2 Reyes 5:27 dado esto podemos afirmar que en ocasiones las enfermedades vienen como un juicio de Dios sobre  personas especificas dados pecados específicos.

Pero también hay que ser enfático en afirmar que esto no siempre es así, las enfermedades tiene muchas causas: a veces es falta de higiene y cuidado personal, a veces son hereditarias, a veces son accidentales, a veces son causadas por la contaminación etc.

Sin embargo y a pesar de esto nunca debemos dudar del poder de nuestro señor Jesucristo para sanar recordemos esta noche Mateo 8: 17.

CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...