lunes, 2 de marzo de 2015

SERMÓN: LO QUE PASA SOBRE EL AGUA - JESÚS CAMINA SOBRE EL AGUA - PEDRO CAMINA SOBRE EL AGUA (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Discipulado
Título: Lo que pasa sobre el agua.
Texto: Mateo 14: 22 – 33
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz

Introducción:

  A. Lemas. Tenemos en este texto 4 acciones de Jesús que nos dejan sendas enseñanzas acerca de nuestras tormentas:


I. JESÚS OBLIGO (Ver 22)

A. Jesús prácticamente obliga a los discípulos a entrar en la barca e irse solos, ya que, seguramente sabía lo que les iba a suceder, él lo había preparado.

B. Dios está involucrado activamente en nuestras pruebas desde el comienzo, muchas veces es el mismo quien nos lleva a la tormenta pero no nunca olvidemos que no lo hace porque si, él tiene allí sui escuela, su propósito.

II.    JESÚS VINO (Ver 25)

A.  En efecto la tormenta se levanta y Jesús tiene acciones llamativas y que confirman la intencionalidad del momento:

1.  Los observa desde cierto lugar donde el oraba.

2.  Además espera demasiado tiempo, cuando los ve ya fatigados y sin fuerzas viene a ellos (Marcos 6:48). Viene a ellos a la cuarta vigilia de la noche, es decir, entre las 4 y  las 6 am, si tenemos en cuenta que Marcos 6:35 nos dice que empezaba oscurecer cuando se sucedió el milagro de la multiplicación de los panes, calculando que mientras comieron y se recogieron las cestas por mucho trascurrieron tres horas, sabiendo que después de esto Jesús les ordeno subir a la barca eso nos da aproximadamente las 10:00 PM.

Si fue así ellos lucharon varias horas contra la tormenta, mínimo 6 horas, la tormenta en realidad fue fuerte Juan nos informa que solo habían podido remar 5 o 6 km (Juan 6:19)

3.  Cuando llega a ellos, sabiendo la situación en la que están hace el ademan de seguir de largo (Marcos 6: 48).

B.  A veces parece que a Dios no le interesara nuestra situación. Algo que hace más desesperante cualquier situación es saber que el la conoce y que aun así parece que no actúa en ella.

III.  JESÚS DIJO (Ver 29).

A.   Cuando lo ven se asustan, pensaban los discípulos que era un fantasma (en aquel entonces se creía que si se veía un fantasma era señal inequívoca de la muerte), Jesús los calma: ¡No tengan miedo soy yo! Les dice. Ellos no le creen y Pedro pide una señal: “Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas”. Jesús entonces le motiva a salir a su encuentro, mientras Pedro va son su mirada puesta en el maestro todo está bien, el problema es cuando quita su mirada de él y la pone en la tormenta entonces comienza a hundirse.

B.  En cuanto a la conducta de Pedro:

1.  Es de valorar que es el único que se atreve a salir de la zona de seguridad (y es que para ver la gloria de Dios muchas veces tenemos que atrevernos a salir de nuestras zonas de seguridad),

2.  Lo que no es de valorar es la falta de fe que le reclama Jesús, el haber quitado sus ojos de Jesús para ponerlos en la tormenta. Muchos de nosotros somos así comenzamos con fe y terminamos en incertidumbres, empezamos con nuestros ojos puestos en Dios, sus promesas, su comunión y conforme caminamos los quitamos de ellas y entonces los problemas se vuelven más grande que nuestro Dios

Y es que para ver la gloria de Dios necesitamos comenzar por fe y terminar por fe, necesitamos nunca quitar nuestros ojos de Jesús creyendo que no importa el desenlace el siempre hará lo que es mejor para nosotros.

IV.  JESÚS EXTENDIO (Ver 31)

A.  Mientras Pedro se hunde Jesús le rescata y al mismo tiempo le reclama su falta de fe, sus dudas. Subidos a la barca el viento se calmó y los discípulos adoraron a Jesús.

B.  El fin último de cada prueba es que al salir de ellas seamos mejores adoradores, el fin último de cada prueba es la gloria de Dios.

Conclusiones. 

CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...