jueves, 12 de marzo de 2015

SERMÓN: LA OFRENDA POR LA CULPA (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Levítico
Título: La ofrenda Por la culpa
Texto: Levítico 5: 14 – 6: 7; 7: 1 – 7.
Autor: Pastor Edwin Guillermo Nuñez Ruiz

Introducción: 

A. Antes de hablar de este tipo de ofrenda quiero completar la enseñanza de la semana pasada con unos detalles añadidos en este capítulo y es que en él se señalan tres casos específicos donde se debería presentar el sacrificio (recuerde que esta era una ofrenda por pecados involuntarios y aun cometidos por pura debilidad, los casos que se enumeran aquí son evidentemente intencionales por lo que constituyen una excepción a la regla): cuando un testigo no quiere declarar en un juicio, cuando toca el cadáver de un animal o reptil impuro, cuando toca secreciones humanas, cuando jura en vano sin darse cuenta. 

B. Dejando a un lado esta pasamos a estudiar la ofrenda por la culpa, esta es diferente a la ofrenda por el pecado, la principal diferencia está en que esta se ofrecía cuando el ofensor tenía la oportunidad de restituir al ofendido sea este Dios o el prójimo. Los casos puntuales eran:

I. CUANDO SE PECABA CONTRA DIOS (Ver 15 – 16)

A. Este pecado se podía cometer al no dar con fidelidad o la cantidad exacta en ofrendas como diezmos, primicias etc. Entonces debía darse como ofrenda un carnero sin defecto, también podía dar el estimado monetario del carnero fijado por el sacerdote más un 20%.

II. CUANDO HABÍA UNA FALTA DUDOSA (Ver 17 – 19).

A. Se daban cuando después de meditarlo mucho igual no se sabía si había pecado o no, de la misma manera, debía presentarse un carnero o bien su equivalente en dinero.

III. CUANDO SE DAÑABA AL PRÓJIMO (Ver 6: 1 – 8).

A. En cuanto a esto se enumeraban varios casos:

1. Cuando se engañaba a otro israelita en un negocio.
2. Cuando no quería devolverle algo dejado a su cuidado o en depósito.
3. Cuando robada o quitaba algo a la fuerza de otro israelita.
4. Cuando se encontraba un objeto perdido y no quería devolverlo.

En estos casos las personas habiendo reconocido su pecado debían primero restituir lo robado y añadir un 20% más, luego ofrecerá un carnero sin defecto o lo equivalente en dinero.

APLICACIONES:

1. En el N.T. no existe la impureza ritual (quedar contaminado y por tanto apartado de la comunión con Dios por tocar el cadáver de un animal o alguna secreción humana etc.) pero si se nos advierte sobre la impureza espiritual, nos contaminamos con el pecado (2 Corintios 7:1).

2. Los creyentes debemos ser personas de “una sola palabra”.  La palabra de un cristiano debe ser tan confiable para los demás que en muy pocas ocasiones debería recurrir a un juramento para adquirir credibilidad (Mateo 5: 34 – 36).

3. Hoy en día no deben ofrecerse sacrificios por los pecados de robo o estafa, el sacrificio de Cristo es suficiente para borrarlos pero lo que si sigue vigente es la idea de restituirle (siempre y cuando haya oportunidad) a todo aquel a quien hallamos robado, claro, siempre y cuando halla la posibilidad de hacerlo. 

Esto es una muestra clara de arrepentimiento como lo vemos en el caso de Zaqueo (Lucas 19:8)

4. La importancia de confesar pecados aun involuntarios, cometidos por debilidad u omisión (Ver Lev 5:5)

CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL AUDIO DE LA ENSEÑANZA

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...