jueves, 4 de diciembre de 2014

SERMÓN EN EXODO: QUEREMOS DIOSES - EL BECERRO DE ORO (BOSQUEJO Y AUDIO)


Tema: Éxodo
Título: Queremos dioses
Texto: Éxodo 32: 1 – 15
Autor: Pastor Edwin Guillermo Núñez Ruiz.

Introducción:

 A. Mientras Moisés recibía arriba las tablas de la ley y toda la revelación sobre el tabernáculo y el sacerdocio que ya hemos estudiado, este pasaje se encarga de mostrarnos lo que ocurría con el pueblo mientras estas cosas sucedían.

B. Estudiaremos hoy este relato que nos muestra:

I. UN PUEBLO IMPACIENTE (Ver 1).

A. Ya que Moisés se demoraba, los israelitas pensaba que algo malo le había ocurrido, el pueblo se impaciento y presiono a Aarón para que les hiciera una imagen que representara a Dios (la palabra Elohim usada en este versículo puede traducirse dioses o dios).

B.  Aprendemos para nosotros hoy en día que la impaciencia puede llevarnos a cometer muchos pecados.

II.    UN AARÓN DÉBIL (Ver 2 - 6).

A.  Llama la atención que Aarón inmediatamente accedió a la petición, no opuso resistencia alguna, tal vez por miedo. Algunos comentaristas creen que la petición del mismo sobre los zarcillos de oro buscaba dilatar la cuestión ya que tal vez pensó que la codicia haría que el pueblo desistiera de la petición.

Contrario  a esto ellos le trajeron su oro y llama la atención la prontitud con la que pusieron en práctica la petición de Aarón.

Aarón entonces les fabrico un toro (la mención a becerro tal vez sea despectiva), muy probablemente de madera recubierto de oro se deduce esto puesto que luego Moisés lo quema. Es interesante notar también que los dos dioses egipcios más populares, Apis y Hator, eran imaginados como un toro y una vaquilla. Los cananeos a su alrededor adoraban a Baal, imaginado como un toro. El toro era el símbolo de la fuerza y la fertilidad.

Luego lo presento a los israelitas como si este toro fuera la imagen o representara a Yahvé. Le hace un altar y proclama una fiesta en honor a Yahvé representado en el toro.

Al día siguiente muy prontos, de madrugada hicieron sacrificios y una fiesta orgiástica en honor a Yahvé.

Y pensar que aun a pesar de lo que hace Dios ha nombrado a Aaron sumo sacerdote de Israel.

B.   Aprendemos que:

a.  Un líder débil se dejara influenciar negativamente por sus discípulos; un líder fuerte influenciara a sus discípulos.

b.  El llamado y ejercicio del liderazgo depende de la gracia de Dios. Dios nos llama aun a pesar de que sabe todo lo que haremos.

III.  UN DIOS ENOJADO (Ver 7 – 10).

A.  Ante esta actuación del pueblo Dios se enoja. Notemos como lo llama “tu pueblo” y notemos que lo que el Señor está dispuesto a hacer es a destruirlos por completo y ofrece a Moisés la oportunidad de hacer de  el otra nación.

Tenemos aquí la justa y santa indagación de Dios por el pecado, así es Yahvé. Indignación por que los israelitas se han olvidado muy pronto del pacto y por qué han querido hacerse un Dios a su manera.

B.  Aprendemos que:

1. Dios es santo y ante el pecado el reacciona con ira.

2. Muchas veces las personas no contentas con el Dios revelado en la Escritura desean fabricarse uno conforme a su gusto y esto hace enojar a Dios.

IV. UN MOISÉS INTERCESOR (Ver 11 – 14).

A.  Ante semejante noticia Moisés que conoce a Dios aboga en intercesión por el pueblo. Su petición no se basa en excusar a los israelitas sino en el carácter de Dios, la podemos resumir en:

1. No es mi pueblo es tu pueblo, tú lo sacaste de Egipto con poder (Ver 11).

2. Señor piensa en tu reputación (Ver 12).

3. Señor piensa en lo que haz prometido (Ver 13).

Ante la intercesión Dios se “arrepintió”.

B.  Una explicación de este verbo:

1.  Es una expresión antropomórfica.

2. La expresión cambió de parecer viene del verbo naham, algunas versiones emplean el verbo “arrepentirse” para traducir el vocablo (ver RVR-60 y BC).

3.  El verbo naham  (“cambió de parecer” o “arrepentimiento”) no es el mismo que se usa para el cambio o el arrepentimiento del hombre, el cual es shub. Naham,  no lleva una connotación de culpabilidad ni de un cambio de propósito..

4.  La raíz del verbo significa “respirar hondamente” o “a fondo”. Es una palabra de un sentir profundo. Al estar preocupado o asustado, se respira más rápido y a fondo; al estar aliviado, se exhala con un respiro de alivio, porque ha pasado la crisis.

5.  Moisés apelaba all deseo de Dios de ser misericordioso. La culpabilidad de Israel sería castigada; habría la necesidad del arrepentimiento (shub) del pueblo. Sin embargo, Dios, naham “Cambió de parecer”, “respiró”, se “ alivió” de la necesidad de destruir al pueblo e hizo lo que hace mejor: ofreció la gracia.

(Tomado comentario  mundo hispano)

C. Tenemos  en este texto una ilustración muy diciente del  poder de la oración y de la oración intercesora. Esta puede hacer que Dios cambie de parecer.


Conclusiones:

CLICK AQUI PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...