jueves, 18 de diciembre de 2014

SERMÓN: DESPUÉS DEL BECERRO (BOSQUEJO Y AUDIO)


Tema: Éxodo
Título: Después del becerro
Texto: Éxodo 33: 1 – 11.

Introducción:

A. Como sabemos el pecado tiene sus consecuencia, hoy a través de esta historia bíblica veremos algunas cosas básicas sobre lo que debemos saber, hacer y tener en cuenta para restaurar nuestra relación con Dios después del pecado.


I.      DESPUÉS DEL PECADO DIOS MANTIENE SUS PROMESAS (Ver 1).

A.  A pesar del pecado del pueblo Dios sigue firme en cumplir con la promesa de la tierra prometida. Dios le dice a Moisés que saque al pueblo hacia la tierra que había JURADO dar a sus antepasados.

B.  Podemos estar seguros que aun después de pecar las promesas del Señor siguen firmes para nosotros. Por ejemplo, su promesa de perdón tan necesaria en ese momento, la promesa de su fidelidad (2 Tim 2: 13)

II.    DESPUÉS DEL PECADO INTERRUMPIMOS LA COMUNIÓN CON DIOS (Ver 2 – 3).

A. Dios decide alejarse de en medio del campamento. Recordemos que en Éxodo 23: 20 – 21 el Señor había prometido su compañía a través de un ángel que era Yahvé mismo (23: 20- 23); ahora, quitara dicha compañía para que el pueblo sea guiado por un ángel común, de esta manera se evitara la destrucción de todo el pueblo.

B.  Aunque el pecado no hará que Dios desista de sus promesas, aunque él se mantendrá fiel a nosotros, la verdad es que la comunión de hijo a Padre si es rota por la desobediencia, perdemos bendiciones cuando decidimos desobedecer.

III.  DESPUÉS DEL PECADO ES NECESARIO EL ARREPENTIMIENTO (Ver 4 – 6).

A.  Cuando el pueblo oyó que Dios haría estoy lo que el opinaba de ellos y lo que Dios haría, el pueblo mostró arrepentimiento. Dios les ordena quitarse sus atavíos o sus joyas (esto era en el oriente una señal de luto y tristeza), ellos obedecen y lo hacen mostrando de esta manera dolor por el pecado y deseo de cambio.

B. Cuando hemos pecado es necesario restaurar la comunión con Dios, la única manera de restaurar la comunión con Dios cuando hemos pecado es a través del corazón contrito y humillado.

IV. DESPUÉS DEL PECADO ES NECESARIA LA BÚSQUEDA (Ver 7 – 11).

A. Aparentemente existía un tabernáculo diferente del descrito en los capítulos anteriores donde Moisés oraba como un amigo con Dios, la gloria de Dios se manifestaba en este sitio y según leemos estaba ubicado dentro del campamento, específicamente era llamado el “tabernáculo de reunión”. Después de este suceso donde el pacto había sido quebrantado, en señal de la separación descrita en los versículos anteriores Moisés toma este tabernáculo y lo lleva fuera del campamento.

Aun así, muchos iban a ese lugar a orar, cuando Dios manifestado en una nube descendía sobre este lugar el pueblo adoraba y Moisés mantenía constante comunión con Dios en este sitio.

B.  Después del pecado es necesario entregarnos a la oración, a la búsqueda de la presencia de Dios ya que este es el lugar donde la restauración espiritual se da.


ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...