domingo, 8 de septiembre de 2013

SERMÓN: LA DECISIÓN DE LIMPIARME (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Decisiones que sanan tu vida
Titulo: la decisión de limpiarse
Texto: Mateo 5: 8.

Introducción:

A. Verificación de los hábitos, devocional, versículo para memorizar, asistencia y evangelismo.

B. Así que para ser liberado de heridas, adicciones, malos hábitos y defectos de carácter debo: reconocer mi estado y mi incapacidad (decisión de la realidad), Y DIGO: RECONOZCO QUE NO SOY DIOS; ADMITO QUE SOY INCAPAZ DE CONTROLAR MI TENDENCIA A HACER LO MALO Y QUE MI VIDA ES INMANEJABLE. 

Reconozco esto de tal manera que me siento afligido y angustiado, cuando estamos en ese estado, estamos en el preciso lugar donde Dios nos consolara y yo decido creer que lo hará (la decisión de la esperanza), allí DIGO: REALMENTE CREO QUE DIOS EXISTE, QUE YO LE IMPORTO, Y QUE TIENE EL PODER QUE ME AYUDARÁ A RECUPERARME”.

Para que Dios haga ese trabajo consolador en mi yo debo estar dispuesto a someterme a Él y obedecerle (La decisión del compromiso). Y digo: CONSCIENTEMENTE ELIJO ENTREGAR TODA MI VIDA Y VOLUNTAD AL CUIDADO Y CONTROL DE CRISTO.

C. Hoy veremos la cuarta decisión sanadora que esta basada en esta bienaventuranza que nos habla de corazones limpios. Hablaremos hoy de ¿como tener un corazón limpio?

I  EXAMINARME (Lam 3:40).

A. En este texto el profeta Jeremías insta al pueblo a escudriñarse por que de esa manera es como uno se vuelve a Dios. Escudriñar es según el diccionario: Examinar u observar una cosa con gran cuidado, tratando de averiguar las interioridades o los detalles menos manifiestos. http://es.thefreedictionary.com/escudri%C3%B1ar

1. Para resaltar en esta definición:

a. Examinar con gran cuidado: escudriñarse es un ejercicio espiritual que debe hacerse con tiempo no de afán; con lápiz y papel; con mi Biblia y en oración; muy seriamente y a solas….

b. Tratando de averiguar interioridades o detalles menos manifiestos: En este cuidadoso ejercicio usted trata de examinar las cosas a detalle, no superficialmente; particularmente no generalmente.

Se trata de que usted sepa exactamente y puntualmente cuales son aquellos recuerdos, sentimientos, defectos, pecados, adicciones, hábitos que le hacen daño en su presente y en los que debe trabajar.

II  CONFESARME.

A. Una vez hemos hecho muestro examen debemos confesar, dicha confesión incluye mínimo dos personas:

1. Dios: (1 Juan 1:9) En primerísimo lugar nuestros recuerdos, heridas, pecados, adicciones y malos hábitos deben ser contadas y confesadas a Dios con el fin de obtener alivio y perdón total. Esta confesión debe ser hecha con sinceridad y de corazón.

2. Otra creyente: (Sant. 5:16), luego buscaras a un cristiano, maduro espiritual y emocionalmente, de su mismo sexo. No es necesario ni aconsejable que le hable todo lo que hay en su lista, pero puede tomar de su lista alguna herida, algún mal sentimiento, algún pecado del que no halla podido librarse, algún mal habito, alguna adicción y le hablara de esto.

III CREER.

A. Hecho el examen y hecha la confesión es necesario ejercer ahora la fe. La fe es necesaria en este momento pues usted necesita creer en el perdón total de Dios. le advierto los sentimientos de culpa, los remordimientos, el acusador mismo vendrá a robarle la paz y para eso nada mejor que las promesas de Dios, tales como: (1 Juan 1:9; Miq 7: 18 – 19). ¡!!!!Es necesario creerlas¡¡¡¡¡¡

IV APARTARME.

A. Por ultimo, para tener y mantener un corazón limpio debo hacer una esfuerzo persistente y consiente de alejarme del pecado (Situaciones y personas): defecto de carácter, adicción, mal hábito y herida que he confesado ante Dios. (Prov. 28:13; Mateo 3: 6 – 10).

Conclusiones:

La cuarta decisión es: «ABIERTAMENTE EXAMINO Y CONFIESO MIS FALTAS A MÍ MISMO, A DIOS Y A ALGUIEN EN QUIEN CONFÍO».

CLICK PARA DESCARGAR EL AUDIO DEL SERMÓN

ESCUCHE AQUI EL AUDIO DEL SERMÓN
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...