sábado, 25 de mayo de 2013

SERMÓN: ¿QUE HAREMOS? - BAUTISMO - INMERSION (BOSQUEJO Y AUDIO)

Tema: Compañerismo
Título: ¿Qué haremos?
Texto: Hechos 2: 36 - 41
Autor: Pastor Edwin Guillermo Nuñez Ruiz

INTRODUCCIÓN:

A. LEMAS. ¿Cómo Se llega a ser parte de una familia? Hay dos respuestas para esto, una es por nacimiento y la otra es por adopción. ¿Cómo se llega a ser parte de la familia de Dios, hay que hacer dos cosas la primera es creer en Cristo, la segunda, acto seguido, bautizarse. 

B. En este texto el apóstol Pedro nos enseña qué debe hacer una persona que respondiendo a la compulsión de su corazón decide convertirse a Cristo. El debe: 

I   ARREPENTIRSE (vs 38ª).

A. El arrepentimiento es en principio un cambio de pensamiento, de mentalidad y por ende de actitud, palabras, propósitos y comportamientos. Usted cambia su manera de pensar con respecto a todo comenzando por su visión de Dios y su Palabra. Hará esto una definitiva vez en su vida pero la muestra de que tal acto fue real es que continuará haciéndolo a través de toda su vida cristiana.

II   BAUTIZARSE (vs 38b).

A. El bautismo es la respuesta obvia de una persona que se ha arrepentido. Bautizar quiere decir zambullirse, sumergirse; la palabra era usada por los griegos sobre “el vestido que se sumerge para ser teñido, de sacar agua introduciendo una vasija pequeña en otra más grande etc”. De tal modo, que el bautismo requiere  mucha agua (Juan 3:23), bajar al agua (Hechos 8:38) y subir del agua (Mateo 3: 16 y 8:39). Si el bautismo simboliza una sepultura entonces esto requiere una inmersión completa (Rom 6: 4). El bautismo Bíblico es por inmersión, no por aspersión.

B. Pedro les insta a bautizarse porque el primer paso que hay que dar para ser cristiano es hacerse bautizar. El bautismo es el rito de iniciación cristiana. Venir Cristo y ser bautizado son cosas complementarias El bautismo es el público reconocimiento que nos hemos arrepentido y que ahora Jesús es nuestro SEÑOR. (Hechos 8:12; 36-38; 9:19; 10:47 – 48: 16: 14 – 15; 16: 32 – 33; 18:8; 19: 4 - 6) Todos estos textos nos muestran que el primer paso para ser cristianos es bautizarse.

C. En los pasajes que leímos nos dice que el carcelero de Filipo se bautizó con todos los suyos, nos dice que Lidia hizo lo mismo,  de allí algunos hallan sustento bíblico para bautizar niños. Sin embargo, ¿quién nos asegura que en esta casa había niños? ¿acaso no podían haber únicamente adultos o niños en la “edad de la responsabilidad”?, Si es así, porque en hechos 8:12 dice que quienes se bautizaban eran hombres y mujeres (refiriéndose a personas mayores) y no hombres, mujeres y  niños? ¿Cómo pueden ser bautizados niños que no han creído y que tampoco se han arrepentido, si este es un requisito bíblico para recibir el rito?, en los relatos es claro que los que fueron bautizados creyeron primero. ¿puede un niño entre 0 y 11 años creer? Es claro para los historiadores que la iglesia primitiva no practicaba el bautismo de infantes.

D. “En el nombre de Jesucristo”. Jesús fue claro al enseñar que debíamos administrar el bautismo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Entonces ¿por qué aquí parece decirnos lo contrario? ¿contradice Pedro a Jesús? ¿bajo qué formula debe ser administrado el bautismo?  

La expresión “en el nombre de Jesucristo” no constituye una contradicción al mandato de Mateo 28: 19 – 20, La fórmula puede explicarse de varias maneras:

1. Era una expresión usada para diferenciar el bautismo cristiano del bautismo de Juan y aun de los bautismos judíos exigidos a los prosélitos para hacerse judíos.

2. También puede querer decir: de parte de Jesús, o con el poder o autoridad que Jesús les daba. 

3. También puede referirse o bien a que quien bautizaba lo hacía como un representante de Jesús o que quien se bautizaba debía ver dicho rito  como su acto de entrega al discipulado de Jesús.

CONCLUSIONES: 

CLICK AQUI PARA DESCARGAR EL AUDIO

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN 
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...