domingo, 12 de mayo de 2013

SERMÓN: DE MADRES Y PADRES - día de la madre - día del padre - (BOSQUEJO Y AUDIO)


Tema: Compañerismo
Título: De madres y padres
Texto: 1 Tes 2: 7 – 12.
Autor: Pastor Edwin Guillermo Nuñez Ruiz

Introducción:

A. Lemas. Hoy es el día de la madre y por esto nos dedicaremos hoy a hablar de ellas. Sin embargo, para ser consecuentes con el tema que venimos tratando haremos un paralelo entre ellas y los “padres espirituales”, es decir todas aquellas personas de nuestra iglesia que se dedican a liderar, enumeraremos hoy algunos de los deberes de ambos.

I  DEBEN SER TIERNOS (Ver 7)

A.Si hay algo que caracteriza a una madre es la ternura, las madres por definición son así, delicadas, cariñosas, dulces, suaves con sus hijos. Esta ternura, esta particular manera de tatrar a sus hijos es una de las manifestaciones del gran amor que ellas tienen para con ellos.

B. De la misma manera El apóstol nos informa aquí como Pablo, Silvano y él, expresaban este tierno amor por los hermanos de la iglesia de Tesalonica, ellos eran tiernos, delicados, cariñosos, dulces, amables con sus discípulos. La palabra griega significa literalmente “mantener el calor”.

C. Los padres espirituales se deben esforzar por tatar con suavidad y ternura a sus discípulos evitando maltrátalos de palabra, obra o actitud (1 Pedro 5: 4 – 5). Aunque esto, obviamente no excluye la disciplina como ya vimos la semana pasada.

II DEBEN SER ENTREGADOS (Ver 8).

A. Esta es otra gran característica de una madre ellas son entregadas a su labor. Las madres se entregan a la labor de demostrar su amor, de cuidar, de proteger, trasnochan, se fatigan, protegen a sus hijos con sus propias vidas, una madre se consagra a sus hijos y todo lo que hacen desde que saben que están embarazadas es vivir por y para ellos.

B. El apóstol nos dice aquí que él y sus compañeros dado el amor que les tenían estaban dispuestos aun a entregarles sus propias vidas, esta imagen nos evoca la misma imagen de Jesús entregando su vida por sus discípulos (Juan 10: 11, 15; 15: 13).

C. Un buen padre espiritual entiende que la labor encomendada demanda de su parte toda la entrega posible, el aprende a ver a sus discípulos como personas a quienes Dios le encarga a su cuidado y por quienes dará cuenta a Dios, esto le hace consagrarse  a su tarea. El los visita, los  llama, les tiene paciencia, les sirve, se cansa, se fatiga, llora.

III    DEBEN EXHORTAR Y CONSOLAR (Ver 11)

A. Una última característica que reconoceremos esta mañana es que una madre exhorta y aconseja a sus hijos y este es uno de los roles que requiere más sabiduría. Ellas reprenden, castigan, aconsejan, animan, guían, consuelan así son ellas.

B. El Apóstol Pablo nos informa como su equipo ministerial y él mismo se había dedicado a la labor de:

a. Exhortar: llamar, amonestar, apremiar a alguien para que sea, para que haga o siga un curso en su conducta.

b. Consolar: aliviar, alentar...tiene una connotación de cercanía, de manera entrañable.
Me llama la atención la última frase del texto: “a cada uno de vosotros”.

C. Una de las labores principales de un padre espiritual es su función de exhortar y consolar a los discípulos que requieran de ello, debe hacerlo constantemente y tratar de no olvidarse de ellos.


ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...