viernes, 29 de marzo de 2013

SERMÓN: LE ESCUPIERON (BOSQUEJO Y AUDIO


Tema: La pasión de Cristo
Título: Le escupieron
Texto: Mateo 26:67
Autor: Pastor Edwin Guillermo Nuñez Ruiz

Introducción:

A. La pasión de Cristo fue un tormento indescriptible tanto en lo físico, como en lo emocional y lo espiritual. El Señor vivió muchos suplicios desde la noche del jueves: agonía, traición, soledad, sudor de sangre, bofetadas, puñetazos, azotes, vigilia, viacrucis, clavos, cruz, dolor, ser hecho pecado, abandonado por Dios etc.

B. Entre tanto suplicio vamos a meditar esta tarde en uno de ellos y este es LOS ESPUTOS. Meditare sobre varios pensamientos a este respecto.

I   LA OFENSA DEL ACTO

A. Ser escupido es una gran ofensa. No duele pero humilla al máximo, porque constituye  desprecio, algo de lo más injurioso, asqueroso. Si alguna vez lo han escupido usted sabe a lo que me refiero. 

B. Aquel día a Jesús lo escupieron muchos. En el verso que leímos dice que algunos JUDIOS le escupieron. Pero Mateo 27:27 - 31 nos dice que también los romanos lo hicieron pero estos lo hicieron con más saña, con más brutalidad. 

C. La ofensa es más grave aun cuando meditamos a quien se lo están haciendo: a Dios. Piense que una cosa es hacérselo a un perro y otra hacérselo a una persona, al menos socialmente (no en cuanto a dignidad) es más grave hacérselo al presidente que aun pordiosero

D. Aun hoy día podemos escupir a Jesús. Lo hacemos cuando despreciamos su sacrificio, su persona, sus mandamientos, cuando no queremos seguirlo, en todos estos actos una persona dice: yo lo escupo, yo lo desprecio, yo lo menosprecio. 

E. Si haces eso Dios tiene sobre ti el peor de los castigos. Piensa que harías con una persona que se atreviera a escupir a tu hijo; ahora piensa que le hará Dios a quienes se atrevan a escupir a su hijo (Hebreos 10:26 – 31)

II LA PERMISIVADA DEL ACTO

A. Jesús se humillo hasta lo sumo al permitir que tanto judíos como romanos le despreciaran de esta manera. Solo imagine por un momento que  aquel  quien es objeto de este acto es  Dios, creador, sustentador y sin embargo lo permitió.

B. El podría haber parado toda aquella humillación pero no lo hizo (mateo 26: 53 – 54), imagine si un solo ángel le quito al vida a 185.000 en una sola noche que hubieran hecho 12 legiones de ángeles (2 reyes 19:35), el mismo Señor aquel mismo día al exclamar “YO SOY” los derribo, piense, que no hubiera podido hacer para liberarse del suplicio. Nos preguntamos ¿Por qué? Una de las razones nos la da el mismo texto

1. Para que se cumpliesen las Escrituras.

2. Por nuestra salvación. Sin sacrificio no hay rescate, sin sacrificio nada nos hubiera cubierto de la ira de Dios, sin sacrificio nada nos hubiera podido reconciliar con Dios, sin sacrificio no hubiera sido posible el perdón de Dios.

III LA ESPERA DEL ACTO

A. Él sabía que sería escupido (Isaías 50:6; Lucas 18:31). Como dicen estos textos Jesús sabía de antemano que le iba a ocurrir. Esto eleva más el sufrimiento porque cuando sabemos por adelantado lo que va a pasar se sufre más, aun así no huyo, no se escapó, no rehuyó.

B. Esto es una de las cosas que más admiro de Jesús su valentía. Este es otro buen ejemplo para nosotros, en su acto Jesús nos enseña  ser valientes en cuanto a cumplir la voluntad de Dios. (1 Pedro 1:21). El creyente debe soportar con valentía el sufrimiento cuando este se da por hacer la voluntad de Dios.


ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO DEL SERMÓN
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...