martes, 18 de diciembre de 2012

EL ELEGIDO - INTERPRETACIÓN DE EFESIOS UNO

Por Christopher Chapman

El error calvinistas:



El primer capítulo de Efesios enseña claramente que ciertos individuos están predestinados a la vida eterna. También nos dice que aquellos que han sido predestinados se les garantiza que no se puede perder. La Elección Incondicional y la perseverancia de los santos están firmemente establecidos en este pasaje.

Respuesta Bíblica:

(Efesios 1:4-5, 11)

Ya hemos considerado la naturaleza colectiva de este pasaje.  Hemos tomado nota que no se trataba de individuos que eran el foco de la elección de Dios y la predestinación, pero si del cuerpo de Cristo. Los individuos sin duda se benefician de la elección de la Iglesia y de los planes que Dios ha predestinado para ella, pero sólo mientras se mantienen conectados con Cristo mediante la fe. Hemos ilustrado esto señalando las similitudes entre la elección de Dios a Israel "en Abraham" y su elección de la Iglesia "en Cristo." Sin conexión legítima con Abraham nadie podía considerarse a sí mismo un miembro del pueblo de Abraham, y sin una conexión genuina con Jesús uno no puede declararse un miembro de los elegidos de Dios y la santa Iglesia.

Asi nos centramos en las enseñanzas que pueden extraerse de ciertos versículos del primer capítulo de Efesios. Pero aquí queremos ver el capítulo en su contexto real. Sólo considerando un pasaje a la luz de su contexto inmediato podemos esperar entender correctamente las enseñanzas del mismo. En este caso, eso significa que tenemos que echar un vistazo a la carta de Pablo a los Efesios.

Para entender Efesios tenemos que empezar haciendo una pregunta muy importante, "¿Por qué Pablo escribe sobre la elección de la Iglesia y el plan predestinado de Dios para ella?"

La carta no es escrita a una sola persona, se escribe a una iglesia que consiste principalmente de gentiles. Sabiendo que la mayoría de la congregación de Efeso no era judía, podemos estar seguros  que la controversia judio/gentil de la iglesia primitiva no estaba lejos de la mente de Pablo mientras escribía. Esto queda claramente confirmado cuando lleguemos al capítulo 2, "Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne. ...." (vs. 11) Se sigue enseñando que los cristianos gentiles se incorporan plenamente en las promesas de Dios hasta el final del capítulo 3. Luego concluye esta sección hablando sobre el plan de Dios para llevar el cuerpo unificado de Cristo hasta su plena madurez en el capítulo 4, versículos 1-16. Sólo entonces Pablo empieza a aplicar las verdades ya discutidas en la vida cotidiana de los miembros individuales de la Iglesia. El resto de la carta se compone de estas instrucciones prácticos y advertencias acerca de vivir una vida santa y relacionarse con los demás.

Entonces, ¿Que relación tiene la predestinación eterna con el tema de los gentiles en el cuerpo de  Cristo? Para entender esto hay que comprender que el enfoque principal de Pablo en la epístola de Efeso es "el propósito eterno que él [es decir, Dios] ha realizado en Cristo Jesús nuestro Señor" (3:11).

Lo primero que llama la atención del propósito de Dios es que es eterno. Su plan estaba predestinado desde mucho antes.

Cuando tomamos tiempo para prestar atención a los primeros 14 versículos de la carta a los Efesios nos daremos cuenta que Pablo usa la frase "en Cristo", o frases similares como "por Cristo" y "en el Amado", 10 veces cuando se hace referencia al propósito eterno de Dios. Se sigue utilizando frases relacionadas en el resto de la epístola. El plan de Dios fue siempre centrado principalmente en Jesucristo, y sólo después de aplicarlo a él, podemos aplicarlo a la Iglesia, que es "en él".

Efesios 1:9-10 confirma que Cristo no solo es el centro del plan, sino que también nos dice que el calendario y el alcance de este plan fue "establecido en Cristo como un plan para la plenitud de los tiempos, para unir todas las cosas en él, las cosas del cielo y las de la tierra.", leemos en Gálatas 4:4,"Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo..." para que recibiéramos la filiación adoptiva. "El plan de Dios fue" realizado "con la venida de Cristo al mundo. Después de su resurrección, Jesús dijo: " Toda autoridad en el cielo y en la tierra se le ha dado a mí "(Mateo 28:18). Colosenses 1:16-17 hace que el alcance del plan de Dios en Cristo aún más claro: "Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, poderes, principados o autoridades: todo ha sido creado por él y para él. Él es antes de todas las cosas y en él todas las cosas subsisten"(NVI). El propósito eterno de Dios era traer a su Hijo al mundo y darle autoridad sobre todas las cosas en el cielo y en la tierra.

No sólo Dios nos dice a través de Pablo cuál es el alcance de su propósito eterno, tambien en Efesios capítulo 1 declara los beneficios que este trae al cuerpo de Cristo. En él se nos ha dado "toda bendición espiritual" (vs. 3) ¿Qué clase de bendiciones? Él nos predestinó "para ser adoptados hijos suyos", para el "perdón de los pecados", y para la recepción de "sabiduría y entendimiento" en "el misterio de su voluntad" (vs. 5, 7 y 8-9). Esto fue todo "de acuerdo a su propósito, que él se propuso en Cristo" (versículo 9).

Esto nos lleva a la pregunta que Pablo está respondiendo en el libro de Efesios: "¿a quién predestino Dios para estar en el Cuerpo de Cristo y participar de sus bendiciones?" la Teología Reformada da esta respuesta, "Toda persona que Dios escogió antes que el mundo comenzara. Aquellos individuos que Dios predetermino para que crean en Jesús".  Pero considere esta respuesta a la luz de la enseñanza de Pablo en Efesios capítulo 1. Pablo enfatiza que fuimos "escogidos en Cristo." Ser elegido como un individuo significa que Dios escogió a gente personalmente, no porque se cumpla la condición de unirse a Cristo. calvinismo afirma que cada individuo elegido fue "escogido en su propia persona." Pero ser elegido en Cristo no significa que la gente se halla seleccionado individualmente, sino de acuerdo a cómo se alinean y se conectan a Cristo. Aquellos que se unen a Cristo por la fe son gente predestinada por Dios. Dios no escogió a las personas que se unen a Cristo, sino que opto por aceptar a todas las personas que cumplen con la condición de aceptar a Cristo como su propia posesión especial (Juan 1:11-13).

Si dejamos de lado la enseñanza de Pablo acerca de que nuestra elección se basa en nuestra relación con Cristo, así como el contexto bíblico, cultural e histórico de Efesios capítulo 1, podemos usar este pasaje para defender la teoría calvinista de la elección individual por decreto divino. Pero si ponemos estos versículos en el contexto de toda la epístola a los Efesios, incluyendo su contexto cultural e histórico, esta interpretación se demuestra como totalmente indefendible.



El calvinismo a menudo defiende las acusaciones en contra de hacer a Dios un juez arbitrario que decide quién va al cielo y quién irá al infierno por un capricho, diciendo que "el hace todas las cosas según el designio de su voluntad" (Efesios 1:11 ). Los teólogos Reformados diría que a pesar que Dios no hace su decisión sobre quién será salvo de acuerdo con algún principio que nosotros sepamos, no se realiza una selección aleatoria. Cuando se pregunta acerca de cómo Dios hace una elección incondicional que no es aleatoria o arbitraria, la respuesta es algo como esto: "Dios no nos ha revelado esto a nosotros, es un misterio." Esta respuesta, o algo así , contradice la Biblia. No tiene en cuenta el hecho de que Dios nos ha "dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su designio "(Ef. 1:9). El calvinismo dice que no podemos conocer la voluntad misteriosa de Dios que controla los destinos de los hombres, pero Pablo proclama que uno de los propósitos predestinados de Dios en Cristo era revelar su voluntad a la Iglesia, con toda la "sabiduría y entendimiento" (Efesios 1:8).

Por lo tanto, tenemos que responder a la pregunta: "¿A Quién predestino Dios para estar en el Cuerpo de Cristo y participar de sus bendiciones?" En el capítulo 3, Pablo dice a los Efesios: "El misterio fue dado a conocer por revelación" (vs. 3). Él va a decir que el "misterio de Cristo" "no se dio a conocer a los hijos de los hombres en otros tiempos, como ha sido ahora revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu" (vs. 4-5). Entonces, ¿qué es el "misterio de Cristo"? Pablo nos da una respuesta clara: "Este misterio es que los gentiles son coherederos, miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio" (v. 6). No sólo nos dice Pablo que el plan predestinado de Dios es incluir tanto los Judíos y gentiles en la Iglesia de Cristo, sino que incluso nos cuenta la condición en la que recibirán las promesas de Dios los predestinados. Él nos dice que debemos"participar de la promesa por medio del evangelio." El misterio que estaba oculto, y que ahora ha sido revelado, es que "Dios justificaría a los gentiles por la fe" (Gálatas 3:8).

Efesios capítulo 2 nos dice más acerca de este plan predestinado. En las naciones del Antiguo Testamento estaban "alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo" (v. 12). Pero Dios tenía un plan que nadie conocía. Predestinó que "los que alguna vez fueron muy lejos" sería "hechos cercanos por la sangre de Cristo" (vs. 13). Su plan era eliminar la división entre Judio y gentiles en Cristo y crear "un nuevo hombre en lugar de los dos, haciendo la paz" (vs. 15). Cuando Cristo vino proclamó paz a los gentiles "que estaban lejos" y paz a los Judios "que estaban cerca" (vs. 17). Ahora, bajo el Nuevo Pacto ambos Judios y Gentiles "tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre" por medio de Jesucristo (v. 18). Los gentiles "ya no son extranjeros ni advenedizos", sino "conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor "(vs. 19-21).

El propósito eterno de Dios para la Iglesia de Cristo no fue salvar incondicionalmente ciertos individuos preseleccionados, sino salvar de ambos pueblos a todos los que confiaran en el Evangelio. Esta es una de las razones por la qué Juan 3:16 fue una de las declaraciones más radicales de la Biblia. No sólo era el amor radical de Dios revelado por el don de su Hijo, sino tambien que este amor fue dirigido al "mundo", no sólo a la nación judía. Esto fue totalmente inesperado por la nación que llevaba mucho tiempo esperando a su Mesías. Fue bastante dramático que el Hijo de Dios había sido "sacrificado desde la creación del mundo" (Apocalipsis 13:8 - NVI). tambien el hecho que fue inmolado por "gente de todo linaje, lengua, pueblo y nación" esto era demasiado difícil de creer. Este fue "el misterio escondido desde los siglos en Dios, creador de todas las cosas" (Ef 3: 9).

Con este contexto en mente podemos entender por qué Pablo comienza su carta con el tema de la predestinación eterna. Era claro para todos que Dios había escogido a la nación de Israel como su pueblo especial. Así que cuando el Evangelio llegó y comenzó a incluir a los gentiles, la gente comenzó a decir: "Hey, no puedes cambiar la forma en que Dios hace las cosas." Algunos de los judíos cristianos empezaron a decir: "Si estos gentiles quieren ser parte del pueblo de Dios tienen que convertirse en Judios, después de todo, la nación de Israel fue elegido en primer lugar. " ¿Cuál fue la respuesta de Pablo a esta afirmación? Él respondió diciendo que el plan eterno de Dios era crear un pueblo en Cristo, que consistía en ambos Judios y Gentiles. La Iglesia fue elegido en Cristo antes de la creación del mundo. Después de la creación Dios eligió al pueblo de Israel con el fin de traer a su Hijo al mundo para que este fuera el salvador de israel y del mundo. Israel fue elegido con el propósito de cumplir con su propósito eterno. Pero la Iglesia era primaria; porque era un pueblo eternamente escogido de Dios.

La iglesia gentil en general, y en particular los Efesios, no tenía necesidad de sentirse como ciudadanos de segunda clase en el reino de Dios. No eran una ocurrencia tardía. Siempre había sido propósito principal de Dios para construir el Cuerpo multiétnico de Cristo. Pablo dijo acerca de los primeros cristianos judíos: "En él hemos obtenido herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, para que nosotros, que fuimos los primeros en esperar en Cristo puede ser para alabanza de su gloria" (Ef. 1:11-12). Pero entonces, con el fin de dejar muy claro que el Evangelio no sólo era para los Judios, dice a los Efesios gentiles: "En él también vosotros , habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación , y creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa "(Efesios 1:13).

Pablo no escribio la carta a los Efesios para hablar al azar sobre la predestinación y de repente cambiar el tema al papel de los gentiles en el Cuerpo de Cristo. Él comienza hablando de predestinación, ya que está relacionado esencialmente con la comunion entre los Judios y gentiles en la Iglesia. Su plan para unir a "todas las naciones", bajo la autoridad de Cristo no era su plan B, que era su propósito eterno. Aunque la elección de Israel había llegado por primera vez en la historia, la elección de la Iglesia ocurrió "antes de la fundación del mundo. " La mala interpretación del calvinismo de Efesios capítulo 1 sólo puede ser defendida cuando ignoramos el mensaje de la carta entera.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...