martes, 16 de octubre de 2012

OTRO DEBATE CON UN CALVINISTA....

LA CARTA QUE ME ENVÍA UN CALVINISTA:


Respetado pastor: He quedado asombrado del atrevimiento y la autosuficiencia con la que usted habla refiriéndose al calvinismo como una herejía. No es mi propósito contender, sin embargo, guardo la esperanza de que usted acate, uno de esos mandatos que muy poco se tiene en cuenta: Oír. "Todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar". Veo que usted habla como si no existiera historia, o como si la desconociera; y esto por no referirme a que desconoce lo más obvio, la fuente y sustento de todo lo demás: La Palabra de Dios.


A propósito de ignorar la historia, usted me hace pensar en unos pollitos, que desconociendo totalmente su pasado, le dicen los unos a los otros: ¡Ojo con esa, tengan mucho cuidado, es una hereje! ignorando completamente que ella es su mamá. Respetado Edwin, ¿También Ud. Como estos pollitos, desconoce a sus progenitores históricos? ¿Parece que usted desconoce, que mientras en Francia se llevaba a cabo la sangrienta y cruel “Revolución Francesa”, en Inglaterra en cambio, también sucedía una verdadera revolución, pero esta, a diferencia de la francesa, fue llamada “La Gloriosa Revolución Inglesa”, porque no fue sangrienta, pero fue más poderosa que la de Francia, porque descansaba el poder de la Palabra de Dios, la Verdad. Y tal parece, que usted desconoce, ignora totalmente, o tal vez no está interesado en darse cuenta, qué doctrina fue la que predicaron los puritanos en Inglaterra. ¿Acaso usted ignora, que la doctrina que corría por las venas, la mente, el corazón, el alma y todo el ser de estos puritanos fue precisamente esa doctrina conocida como calvinista? Imagino que usted ha oído hablar de la Universidad Libre de Amsterdam, una de las universidades más prestigiosas de Holanda y que incluso instituyó una de sus cátedras con el nombre de una de sus más destacadas figuras (por supuesto calvinista): Herman Dooyeweerd. ¿Acaso usted también desconoce quién fundó esta gran universidad? Fue un hombre de quien se dice: “Mírenle como científico, como filósofo, como teólogo, como estadista, como pensador, mírenlo por donde se quiera y verán un hombre excepcional. Por supuesto, también calvinista. Parece que usted no estuviera enterado, o simplemente cierra sus ojos y oídos para no darse cuenta, qué evangelio o qué doctrina predicó Juan Knox en Escocia. Un historiador Francés de apellido Froude (que no es calvinista, ni siquiera cristiano de ninguna confesión), dice que sobre Escocia se cernían nubes oscuras de ignorancia, superstición, miseria y falta de esperanza, hasta que regresó un expatriado llamado Juan Knox y esto fue para Escocia como si el sol hubiera resplandecido a la media noche. Pues efectivamente, el mismo Froude afirma: "Juan Knox volvió a Escocia siendo más calvinista que Calvino". Creo que no necesitamos enfatizar más, qué clase de doctrina fue la que predicó. Pastor, ¿usted desconoce qué doctrina predicaban Jorge Whitefield, Jonathan Edwards y en general los misioneros que vinieron de Inglaterra a América del norte? ¿Usted no reconoce la voz de su pastor en sus sermones? El Señor dijo: “Mis ovejas OYEN MI VOZ, Y ME SIGUEN”. Si usted es una oveja del Pastor, ¿Cómo es que no reconoce quien habla en las predicaciones de estos hombres? ¿Entonces usted no distingue la verdad del error? Las ovejas del Pastor reconocen y siempre reconocerán la voz de su pastor, no importa cuántos otros les hablen, siempre oirán la voz de su pastor.


Me pregunto, cual es su interés; ¿será proclamar la verdad contra sus propios prejuicios, o será defender hasta la muerte sus puntos de vista personales, buscando quizás gloria y alabanza de los hombres? Le advierto una cosa: No pretenda defender lo suyo, ni mucho menos buscar gloria o alabanza de seguidores, teniendo como pretexto la verdad, porque esto será haber tomado el nombre de Jehová el Dios Verdadero en vano; y no dará por inocente Jehová, al que tomare su nombre en vano. No se atreva usted, a usar la verdad como trampolín para defender sus propios, infundados y hasta necios pensamientos y pareceres personales. Deje que la Verdad lo derribe y que no hable usted sino la Palabra de Dios.


Es una lástima, que usted sea tan auto suficiente, porque la verdad, sí me gustaría que nos sentáramos y "colocando las cartas sobre la mesa" dejáramos que la Palabra de Dios hable por sí misma. Porque créame, la verdad no es lo que yo diga, ni como usted la vea, ni como la vea el teólogo más versado, o como la defina un concilio o una iglesia. La verdad Es; es como es, y no como nadie la vea; y es posible conocerla verdaderamente. De paso, esta es la vida eterna, conocer la Verdad; creo que estará usted comprendiendo que no estoy hablando de algo diferente a Cristo mismo; pues Él dijo: Yo Soy, La Verdad. "Y esta es la vida eterna, que te conozcan a tí, el único Dios Verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado". Pero por lo que veo, hay pocas esperanzas de esto, porque usted parece saber más que todos. Claro, parece que tampoco ha leído lo que está escrito: "Si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada..." (1ª Cor. 8:2).


Es una lástima, que por solo creer que ya sabe más que los demás, deseche como herejía, el único sistema de pensamiento cristiano, que puede parársele a la ciencia moderna, la filosofía más encumbrada o lo que sea, y con dignidad ofrecer la única respuesta coherente que existe. ¡Oh, que usted se dispusiera a oír, y a hablar muchísimo menos! Que el Señor lo alcance con su gracia para que así la gloria sea para el único a quien le corresponde. Amén. A propósito, eso es lo que hacen los calvinistas; ellos arrebatan toda gloria del hombre y se la dan solo a Dios; Dios abra sus ojos para que lo pueda ver.



MI RESPUESTA AL CALVINISTA:


Amado hermano: 


Recuerdo mis años en el seminario cuando mis sabios profesores me enseñaron no ha seguir determinado corriente teológica sino a pensar, este un gran favor del que les estaré agradecido toda la vida, ellos me enseñaron que jamas sostuviera nada por el hecho que OTROS LO HUBIERAN CREÍDO O SOSTENIDO, que primero lo comprobara con la Biblia que si es infalible, y le diré hermano que es lo que hago, a mi no me interesa en lo mas mínimo quien lo dijo (Calvino, lutero, agustin, pelagio, arminio etc), me interesa que dijo y si eso que dijo es bíblico o no, usted debería recordar que la historia muchas veces se estudia no con el afán de emular lo que se hizo sino precisamente para evitar cometer sus errores.


Le cuento que el otro día debatiendo con un católico el esgrimió el mismo argumento suyo, el dijo que los protestantes desconocíamos la historia y que si fuera por la historia el protestantismo decaería en breve, pues el cristianismo solo tenia unos cuantos siglos de historia y la iglesia católica tenia 20..le pregunto: ¿es por eso la iglesia católica la verdadera iglesia de jesus? estará de acuerdo conmigo en que no y de la misma manera le diré que esta es la mas clara evidencia de que la historia de un movimiento no le hace mas probo que otro, de ser así la iglesia catolica, el islam, los budistas podrían ser catalogados de "doctrina correcta"


Los calvinistas siempre tratan de defender su doctrina apelando a la historia, pero la historia es relativa mas la Biblia es infalible, parece ser usted muy versado en la historia pues yo también le daré unas puntadas de historia, para que vea que así como usted puede citar algunos aspectos de ella de los que seguramente debemos aprender, yo le citare otros:


1. También es cierto que antes de Agustin las llamadas doctrinas de la gracia, prefiero llamarlas los 5 puntos calvinistas, no existían...EMPEZANDO POR QUE LOS PADRES DE LA IGLESIA DAN A ENTENDER EN SUS ESCRITOS QUE LA SALVACIÓN SE PERDÍA.


2. Agustin era un devoto catolico que creía en la oración a los muertos, era mariano, en fin creía todas y cada una de las doctrinas de la iglesia catolica, y es el quien da inicio en la historia a lo que se le denomina "doctrinas de la gracia" a usted, ¿no le parece contradictorio que hoy día una denominación base su fe en la interpretación que le dio un Catolico a la Biblia? ¿ permitiría usted que hoy día aunque sea por una vez un sacerdote fuera a predicar a su iglesia? no verdad y la razón, los consideramos herejes y mentirosos pero el calvinismo no le ve problema en seguir las enseñanzas de un sacerdote catolico.


3. Hablemos de Calvino. La historia también condena a Calvino como un inquisidor y ya he tenido varios debates con Calvinistas donde ellos a través de historiadores calvinistas han tratado de mostrarme que eso no era tan cierto, pero la verdad es que es muy cierto que Calvino no solo participo en la muerte de Servet, sino también en la de muchas otras personas, el corazón lleno de amor de Calvino creía que todo hereje debía morir...¿permitiria usted que hoy día su pastor fuera un hombre con esos pensamientos, le seguria usted, le dejaría predicar en su iglesia? La respuesta es no y entonces por que lo sigue?. Ademas era agustino, así que no es muy difícil establecer la conexión. Me pregunto: ¿por que seguir las enseñanzas de un inquisidor? ¿por que seguir las enseñanzas de un asesino?.


Estos dos hombres Agustin y Calvino por la evidencia de su vida es claro que no habían sido regenerados y por lo tanto no eran hombres calificados para sentar doctrina, pues como sabrá el hombre natural no puede entender las cosas del Espíritu.


En conclusión, amigo me parece mala estrategia citar la historia para probar la veracidad de un movimiento, ella misma es ambigua, sujeta a interpretación y relativa. 


Pruebe sus conclusiones con la Biblia.


Es también sabido que los Calvinistas usan ciertos textos bíblicos para probar su doctrina pero todos caen en la "falacia" lógica de tomar los que les convienen y desechar los otros. Tiene una larga lista de texto sobre la soberanía de Dios, la elección incondicional etc pero obvian la lista de la responsabilidad del hombre, que si le digo es mucho mas extensa y tratándose de estos últimos hacen todo tipo de gimnasia semántica y malabarismos gramaticales para hacer que encajen en su doctrina, así presentan otro evangelio y otro Dios y si Mi señor considero por esto que el calvinismo es una herejía, entre otras también por que ellos consideran herejes y son intolerantes con quienes no seguimos su interpretación de la Biblia.


Le aclaro que mi intención no es el renombre ni la fama. Mi intención es cumplir el mandato que me obliga de defender la sana doctrina, no solo de la teología de la prosperidad sino también de toda otra forma de desviación. Los textos bíblicos que usa tratando de amedrentarme debería pensarlos por que tal vez se apliquen a usted y su denominación, esos argumentos esbozelos con un novicio en la Biblia, tal vez el se asustara y se callara pero no yo Señor, usted no me callara a menos que por la fuerza del argumento usted me demuestre que estoy equivocado.


Si desea poner sus cartas sobre la mesa le invito al debate.


Edwin Nuñez
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...